El BCE prestará hasta 200.000 millones de euros al FMI para combatir la crisis

  • Los créditos servirían para adquirir deuda de los países en riesgo y relajar los mercados

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció ayer que las autoridades europeas exploran la concesión de préstamos a la institución para aumentar sus recursos y poder actuar en caso de que la crisis se agrave.

Un portavoz del FMI admitió que los créditos "podrían provenir de bancos centrales de los países miembros; de hecho esos bancos centrales ya prestan al Fondo" desde 2009 mediante acuerdos bilaterales y el mecanismo conocido como Nuevos Acuerdos de Préstamos (NAB).

Estas declaraciones se dan tras informaciones divulgadas en Europa sobre que funcionarios europeos barajan un plan para que los bancos centrales europeos presten, utilizando al FMI como puente, una cantidad que podría alcanzar 200.000 millones de dólares.

Los gobiernos europeos estudian cómo reforzar sus instrumentos de ayuda para los países que están teniendo dificultades a la hora de colocar sus emisiones de deuda en el mercado a precios razonables. A diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos o en el Reino Unido, las reglas de la unión monetaria europea prohíben al BCE comprar directamente las emisiones de deuda de los estados miembros.

Una manera de sortear esta prohibición y hacer entrar en escena al BCE con sus ilimitados recursos sería, según algunos responsables europeos, que la autoridad monetaria europea prestara dinero al FMI, para que éste a su vez lo facilitara a los estados con problemas de liquidez. Sin embargo, los críticos consideran que el BCE no puede prestar recursos al FMI por no tratarse de una entidad estatal propiamente dicha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios