El Banco de España defiende el retraso de la jubilación más allá de los 67 años

  • Linde dice que, ante el déficit de la Seguridad Social, se debería valorar bajar la cuantía de las pensiones y ampliar las fuentes de financiación

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ayer. El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ayer.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ayer. / fernando villar / efe

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, justificó ayer prolongar la edad de jubilación más allá de los 67 años previstos por ley y defendió la reforma de las pensiones aprobada por el PP en 2013 porque a largo plazo garantiza la sostenibilidad del sistema.

Linde, que compareció en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso, dijo que los planes complementarios privados o mixtos pueden ser "útiles" para combinarlos con el sistema público. Afirmó, no obstante, que el sistema público contributivo no se puede reemplazar e incidió en que debería revisarse "en serio" la gestión de los planes privados de ahorro porque son muy caros.

El gobernador asegura que combinar planes privados con el sistema público sería "útil"

Linde explicó que el principal problema que afronta el sistema de la Seguridad Social es el envejecimiento de la población y advirtió que o se reduce la tasa de sustitución (relación entre la pensión media y el salario medio) o se buscan nuevas fuentes de financiación vía impuestos o cotizaciones.

Dijo que el factor de sostenibilidad ligado a la esperanza de vida y el índice de revalorización de las pensiones (IRP) logrará contrarrestar el incremento de la tasa de dependencia (ratio entre población jubilada y en edad de trabajar) sobre el gasto en pensiones y por lo tanto "restaurar la sostenibilidad financiera del sistema en el largo plazo".

En el supuesto de ausencia de nuevas fuentes de ingresos, dijo que el ajuste se produce a través de reducciones en la tasa de sustitución, que deberían ser significativas. "El mecanismo más potente es el índice de revalorización", indicó al tiempo que justificó prolongar la edad de jubilación hasta los 67 años ante el aumento de la esperanza de vida, el retraso en la entrada en el mundo laboral, la menor necesidad física que requieren la mayoría de trabajos en la actualidad y la mejora de las condiciones físicas en edades avanzadas.

El dirigente del organismo supervisor fue más allá y afirmó que "cualquier medida encaminada a desincentivar la jubilación anticipada y permitir la ampliación de la vida laboral más allá de los 67 tendría efectos positivos en la sostenibilidad financiera del sistema".

Incidió en que un sistema de cuentas nocionales daría transparencia al sistema y ayudaría al trabajador a saber cuándo puede jubilarse.

En cuanto a posibles fuentes de financiación señaló que subir las cotizaciones, a través de las bases mínimas, máximas o con un destope, "no es bueno para el empleo" y que la otra vía sería aumentar los impuestos indirectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios