Banco Sabadell se lleva por un euro una CAM saneada

  • La caja intervenida ha sido saneada con una aportación del sector financiero de 5.249 millones, el mayor rescate del sector financiero español.

Comentarios 7

El Banco Sabadell asumirá por un euro el cien por cien de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, entidad que acumulaba graves pérdidas, pero que será saneada con una multimillonaria aportación del sector financiero, 5.249 millones de euros. En solo seis meses, la entidad alicantina, ya convertida en el Banco CAM, ha pasado de ser intervenida a estar en manos del Banco Sabadell, una entidad catalana forjada a golpe de fusiones y que verá aumentando su tamaño de manera excepcional, en un 75 por ciento. Se trata no solo del mayor rescate del sector financiero español, muy superior al de Banesto del año 1994, sino también de la primera vez en que un banco adquiere una antigua caja, tras décadas de rivalidades entre los dos sectores.

La operación, en contra de lo que se pensaba, se realizará además, sin costes para el contribuyente, aunque no así para el sector financiero, que tendrá que pagar el saneamiento de la CAM a través del Fondo de Garantía de Depósitos. Este instrumento -al que los bancos, cajas y cooperativas aportan el 2 por mil de los depósitos de sus clientes- invertirá 5.249 millones de euros en hacerse con el 100 por 100 de la CAM, y después se lo trasladará al Sabadell por un euro. Quedan así enjugadas las pérdidas obtenidas por la CAM, que hasta septiembre sumaban 1.730 millones de euros. De hecho, este mismo sistema será el que se aplicará para las operaciones de rescate que se avecinan en España, para impedir que se ponga en peligro el objetivo de déficit del 6 por ciento del PIB previsto para este año.

Las próximas operaciones serán el rescate del Banco de Valencia, intervenido hace unas semanas, y la venta de la entidad catalana UNNIM, según fuentes del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), formado por el Ministerio de Economía y el Banco de España. "En España esta ha sido la tradición de los últimos 30 años. Nos parece una política adecuada, y esa filosofía ha sido exitosa", dijeron las mismas fuentes, en relación al hecho de que sea el sector financiero el que cargue sobre sus hombros el coste de las reestructuraciones.

El FGD verá muy mermados sus recursos tras la ampliación de capital, de 6.500 a unos 1.200 millones de euros, aunque no será necesario hacer una derrama entre las entidades para pagar estos costes, según las mismas fuentes. El Estado, por su parte, no aportará recursos, salvo que el Sabadell necesite garantías para atender las necesidades de liquidez de la CAM, que cuenta con un préstamo del BCE de 7.700 millones, y deuda emitida por 4.600 millones, una parte de ella con vencimiento la próxima primavera.

Esta operación permitirá al Sabadell convertirse, con un coste mínimo, en el nuevo propietario de la CAM, aunque lo cierto es que se trata de una entidad con pérdidas futuras latentes que pueden ser millonarias, con una fuga de depósitos intensa y una plantilla desmotivada. La entidad catalana, que con el aumento del tamaño pasará a ser considerada sistémica, deberá además acometer ampliaciones de capital para mejorar su solvencia, lo que tendrá un efecto dilutivo. Además, el Sabadell asume una entidad con una cartera de créditos dudosos de 24.000 millones de euros, aunque con un mecanismo de protección para los próximos diez años que hará que solo pague el 20 por ciento de los fallidos, una vez agotadas las provisiones de la CAM, que suman 4.000 millones. Desde el FROB existe una total confianza en la capacidad del Sabadell de asumir este reto, porque tiene el conocimiento y la experiencia en integraciones de este tipo, tras haberse fusionado con el Urquijo y el Atlántico.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha descartado que su grupo bancario vaya a sufrir "riesgos sustanciales adicionales" por la adjudicación de la CAM, porque es una entidad "previamente saneada". Uno de los retos del Sabadell será iniciar negociaciones con los sindicatos para abordar la reestructuración de las plantillas, dado que la CAM parte con 6.432 empleados. A este respecto, el secretario general del sindicato mayoritario de la CAM, Sicam, Manuel Navarro, ha expresado su deseo de que "se llegue a un acuerdo laboral" sin que el nuevo propietario "tome medidas dramáticas". Por su parte, el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la provincia de Alicante (COEPA), Enrique Martín, ha confiado en que la CAM mantenga la vinculación territorial con la provincia para que, así, se pueda reactivar el crédito y dinamizar la economía de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios