Barceló abandonará la categoría de tres estrellas para centrarse en la de lujo

  • Barceló Hotels & Resorts, división hotelera del grupo mallorquín, prevé en 2010 abandonar definitivamente el segmento de tres estrellas para centrarse en la categoría alta del mercado

Barceló, que asistió a la cumbre del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, sus siglas en inglés) en Dubai, explicó que en su afán de mejorar la calidad de su producto hotelero además reforzará la oferta complementaria como campos de golf (propio del hotel o en su proximidad) o centros de convenciones.

De esta forma, sus hoteles -dispone de 20 con un campo de golf propio- podrán ser menos estacionales y atraer a más clientes fuera de la temporada alta.

En 2005, la cadena puso en marcha un plan de expansión que concluirá en 2010, año en el que Barceló contará con una cartera de 200 hoteles frente a los 160 actuales, de los que una tercera parte se encuentra en España y el resto, distribuido por catorce países, principalmente europeos, americanos y mediterráneos.

La empresa, enfocada en sus inicios al segmento vacacional, ha diversificado su portafolio de hoteles en los últimos años hasta lograr que un 40 por ciento de ellos sea urbano, en el que su expansión va a un ritmo más acelerado, aunque su apuesta pasa por crecer en ambos mercados.

En opinión de Barceló, es lógico que el crecimiento en el segmento vacacional sea más lento, ya que se trata de inversiones de mucho mayor envergadura.

En el área urbana, la cadena potenciará su expansión en países como Alemania -donde está presente en la ciudad de Colonia-, al considerar que ya de por sí es un importante mercado de destino, pero además se encuentra entre los principales emisores del turismo internacional, lo que podrá ayudar al grupo a captar a más clientes para el resto de sus hoteles.

Aunque Barceló reconoció que existen grandes oportunidades en mercados emergentes como la India o China, descartó la entrada de la cadena mallorquina en esos destinos, "lejanos y desconocidos", porque considera que aún hay demasiadas oportunidades en los países donde ya está presente y en aquellos que se encuentran próximos a ellos.

El grupo mantendrá su plan de inversiones a pesar de la ralentización de la economía que, de momento, no ha tenido un gran impacto en el negocio de Barceló, que cerró el primer trimestre de 2008 con beneficio, gracias al Caribe y México, que compensaron el comportamiento negativo del resto de los destinos, especialmente de Estados Unidos.

Barceló destacó que los buenos resultados del Caribe se consiguieron pese a que un 60 por ciento de sus clientes en esta región procede de Norteamérica, ya que la demanda europea continuó reforzándose en los tres primeros meses del año por la depreciación del dólar frente al euro.

La compañía ha mantenido asimismo los precios, ya que su política es no lanzar ofertas en temporada alta, y prevé finalizar el presente ejercicio con un incremento de un 5 por ciento en los mismos, similar al de 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios