Bruselas pide a España que explique un posible fraude con carne de perro

  • La estafa afectaría a albóndigas holandesas fabricadas con productos procedentes de Galicia

La Comisión Europea va a solicitar información detallada a las autoridades españolas para aclarar un posible fraude en productos cárnicos preparados como albóndigas en Países Bajos y que habrían sido elaborados con carne de perro procedente de España.

Así lo confirmó en una rueda de prensa el portavoz comunitario de Salud y Consumo, Frédéric Vincent, quien explicó que el Ejecutivo comunitario va a remitir una carta a "las autoridades sanitarias españolas responsables" tras leer en la prensa holandesa que se apunta a España como el origen de la carne sospechosa.

Vincent recalcó que "por el momento es pura especulación" y que "ninguno" de los estados miembros ha notificado al sistema de alerta europeo un caso parecido. "Es una historia especulativa. Hemos visto artículos de prensa sobre el tema en Países Bajos, con la posibilidad de que la carne podría ser -y subrayo el condicional- procedente de España. Para saber qué es lo que ha pasado exactamente, escribiremos a las autoridades sanitarias españolas encargadas", resumió el portavoz comunitario.

Vincent se refirió a lo publicado en el diario holandés Telegraaf sobre un posible fraude en piensos para animales y en productos cárnicos para el consumo humano, como albóndigas, producidos en Países Bajos pero empleando para ello carne de perro importada desde España. Siempre según este mismo diario, la Guardia Civil habría investigado hace unos meses uso clandestino de perros domésticos sacrificados para la fabricación de piensos.

El Gobierno reaccionó ayer con sorpresa a la petición comunitaria. El director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Valentín Almansa, afirmó "no hay ninguna alerta, hay una actuación judicial por una denuncia de la Guardia Civil; se actúa sobre una empresa de tratamiento de cadáveres de animales por sospecha de que introduzcan restos de perros en productos de alimentación de mascotas".

Según precisó, el juzgado empieza la investigación, "en enero se inmoviliza la planta y los productos, y las analíticas dan resultados negativos". "Podemos asegurar que no se ha desviado nada al consumo humano", subrayó el alto cargo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios