Bruselas advierte que la crisis de crédito puede "contagiar" al resto de la economía

  • El Banco Central Europeo presta la cifra récord de 348.000 millones ante la sed financiera de liquidez

La Comisión Europea admitió ayer que el alza de la inflación, la pérdida de confianza tras las turbulencias financieras y el endurecimiento de las condiciones de crédito afectarán al crecimiento en la Eurozona, aunque tanto el empleo como los beneficios empresariales crecerán a buen ritmo.

En el informe trimestral sobre la economía de la Eurozona, el ejecutivo de la UE recordó que el PIB se aceleró entre julio y septiembre (el 0,7 por ciento, frente al 0,3 del segundo trimestre), impulsado por la demanda interna, pero vaticinó una moderación para los "próximos trimestres", por el deterioro de los mercados financieros, cuya situación "sigue siendo frágil".

Bruselas explicó que, aunque hasta la fecha el efecto de las sacudidas se ha limitado al sector financiero, "hay señales de que puede contagiarse al resto de la economía". Así, subrayó que los bancos han endurecido las condiciones de acceso a la financiación para las entidades no financieras y los hogares y la confianza de empresarios y consumidores se ha debilitado significativamente.

Además, hizo hincapié en el fuerte avance de los precios, que acumularon hasta noviembre una subida del 3,1 por ciento, la más alta desde mayo de 2001.

Síntoma de esas turbulencias financieras es que el Banco Central Europeo adjudicó en la subasta semanal de ayer la cifra récord de 348.607 millones de euros, más del doble de lo que había previsto que iba a ser necesario, a un tipo de interés mínimo del 4,21 por ciento. Los bancos comerciales de la zona del euro solicitaron 377.148 millones de euros cuando la autoridad monetaria había calculado que las entidades necesitarían 180.500 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios