Bruselas niega que esté negociando con España flexibilizar el objetivo de déficit

  • El portavoz comunitario Olivier Bailly asegura que la CE sigue recabando datos y analizándolos. El Gobierno español confía en que se conceda una prórroga.

La Comisión Europea (CE) negó que negocié con el Gobierno español una flexibilización de sus objetivos de reducción del déficit y aseguró que sólo tomará una decisión al respecto cuando cuente con todos los datos. "En cuanto a los rumores sobre la extensión de uno o dos años de los objetivos que la Comisión Europea y los otros miembros de la zona euro podrían dar a España, debo decir que no estamos en negociaciones con el Gobierno español", aseguró el portavoz comunitario Olivier Bailly en la rueda de prensa diaria de la institución.

Aseguró que la CE no negocia con España, sino que simplemente está "en contacto con las autoridades españolas, como con cualquier otro Estado miembro", para garantizar la solidez y credibilidad de sus análisis económicos y tener datos de primera mano. Por ahora, el Ejecutivo comunitario está "verificando" todos los elementos y en base a ese análisis "tomará una decisión sobre si quiere dar esta extensión (...) y su duración". "Por el momento no comentamos sobre esto. Tenemos que finalizar nuestro análisis", insistió.

Bailly recordó que, a la hora de analizar las previsiones de crecimiento y la evolución del déficit, Bruselas siempre se basa en los datos de Eurostat y llamó por ello a esperar al menos hasta el 22 de abril. En esa fecha, la oficina estadística comunitaria tiene previsto publicar los datos finales relativos a las finanzas públicas de todos los países de la Unión Europea (UE) durante el pasado año. "Esas son las cifras que tendremos en cuenta", subrayó el portavoz, que recalcó que el "comentario claro" que el vicepresidente de la CE y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, hizo sobre España en febrero pasado cuando se publicaron las previsiones de crecimiento para España y que pronosticaban una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,4% en 2013, "sigue siendo plenamente válido". El comisario finlandés dijo entonces que, "si los datos reales para 2012 pueden asegurarnos que el esfuerzo estructural acordado se está implementando, la estrategia presupuestaria podría ser adaptada para reflejar que este proceso de consolidación tomará más esfuerzo y más tiempo".

El Gobierno español ha tenido que corregir el déficit de las administraciones públicas en 2012 y elevarlo hasta el 6,98% del PIB en 2012, frente al 6,74% anunciado previamente, debido a una diferencia sobre los criterios de contabilidad que se debieron aplicar con la agencia comunitaria de estadística Eurostat. Según los objetivos fijados por Europa, España debería bajar su déficit al 4,5% del PIB en 2013 y al 2,8% en 2014, pero la CE ya se ha mostrado dispuesta en varias ocasiones a flexibilizar esas metas si se confirma el cumplimiento del ajuste estructural y continúan las reformas.

El Gobierno espera cerrar en breve con la CE una flexibilización del objetivo de déficit público para 2013 que podría situarse alrededor del 6% del PIB, un punto y medio de margen respecto a lo estipulado hasta ahora, según han informado fuentes del Ministerio de Economía. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, adelantó el pasado 20 de marzo en el Congreso de los Diputados que se revisaría la previsión de decrecimiento de este año, que situaba en un más optimista 0,5%. El Banco de España empeoró después un punto este pronóstico hasta hablar de una caída del 1,5% en 2013 y un paro del 27,1%, en un contexto de marcada debilidad en el que empresas y familias seguirán reduciendo deuda, los ingresos de los hogares continuarán a la baja y las administraciones mantendrán la austeridad en el gasto.

El mismo criterio que la CE aplica a España es válido para otros Estados miembros como Francia y Portugal, señaló el portavoz. "Hemos dicho que estaríamos abiertos a pensar sobre una extensión para España y hemos escuchado lo mismo para Francia, y el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, dijo recientemente que la Comisión también estaría abierta a ampliar el margen para Portugal", señaló Bailly, quien recalcó que cualquier decisión "dependerá del análisis que hagamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios