Día Internacional de la Mujer

CCOO y UGT convocan paros por la igualdad laboral el 8 de marzo

  • Los sindicatos, junto a organizaciones feministas, instarán al Gobierno a desarrollar una Ley de Igualdad Salarial, porque "a las mujeres les están robando en sueldos y en pensiones". 

Comentarios 4

Los sindicatos UGT y CCOO han convocado a todos los trabajadores a paros de dos horas por turno en los centros de trabajo para reivindicar la igualdad laboral de hombres y mujeres con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra el próximo 8 de marzo. 

Dentro de estas movilizaciones, organizadas bajo el lema Vivas, libres, unidas por la igualdad. Contra las violencias machistas, contra la brecha salarial, contra la precariedad del empleo, los sindicatos han co-convocado junto a las organizaciones feministas a manifestaciones que se desarrollarán esa misma tarde. 

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, y la secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, han explicado que la lucha por la igualdad no termina el día 8 de marzo y que instarán al Gobierno a que desarrolle una Ley de Igualdad Salarial, porque "a las mujeres nos están robando en sueldos y en pensiones". 

Consideran necesario que el acceso al empleo se lleve a cabo en función de las capacidades y no del sexo, mejorar los planes de igualdad y bajar el umbral en la obligación de contar con uno, que actualmente afecta a empresas de más de 250 empleados, de forma que también se vean implicadas las medianas empresas. 

Asimismo, reclaman más políticas activas de empleo para la reinserción sociolaboral para personas víctimas de violencia de género. 

Para Blasco, la desigualdad es la base de la brecha salarial, porque las mujeres tienen una mayor tasa de paro, un empleo de baja calidad, con mayor temporalidad y parcialidad, a lo que se une la violencia de género o acoso sexual, y todo ello repercute finalmente en las diferencias salariales. 

Antoñanzas ha detallado que la mujer tiene un desempleo un 3,5 % superior al de los hombres, una tasa de actividad 11,5 puntos por debajo de la masculina y una tasa de paro 3,5 puntos superior. 

"Nos parece extemporánea la contratación a tiempo parcial, que tiene nombre y cara de mujer", ha indicado Antoñanzas, ya que una de cada cuatro trabajadoras tiene un contrato a tiempo parcial, una modalidad que está copada mayoritariamente por mujeres (64 % del total). 

Además, el 92 % de las excedencias y reducciones de jornada para cuidado de hijos o mayores fueron solicitadas por mujeres, "con lo que implica en trayectoria laboral y en las cotizaciones para jubilación". 

La brecha salarial entre hombres y mujeres asciende al 23,5 %, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos a 2015, ha dejado claro Antoñanzas. 

Teniendo en cuenta los datos de Eurostat, que no tiene en cuenta a empresas de menos de 10 trabajadores, la brecha se reduciría al 14,9 %, por debajo de la media de la UE (16 %) pero muy alejada de la de otros países como Italia (5,5 %). 

La actual brecha salarial implica que el salario medio de la mujer tendría que aumentar un 30 % para equipararse al del hombre, ha zanjado Blasco. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios