Economía

CSIF anuncia que sólo medio millar de funcionarios cobrará la paga de Navidad

  • El portavoz del sindicato de funcionarios corrige a Montoro, que había anunciado que la medida afectaría a "entre 10.000 y 15.000 empleados públicos".

Comentarios 19

El portavoz de CSIF, Francisco Camarillo, ha corregido la cifra sobre el número de funcionarios que conservarían la paga extra de Navidad dada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y ha dicho que sólo alrededor de medio millar de funcionarios del conjunto de las Administraciones Públicas (los que ganen menos de 962 euros al mes) cobrará la paga de diciembre, frente a la primera estimación del Gobierno que eleva este número a entre 10.000 y 15.000. Camarillo ha subrayado que el Gobierno tenía preparado este último recorte desde hace mucho tiempo "porque el decreto ley es muy minucioso y muy elaborado". El sindicato de funcionarios CSIF ha convocado para esta semana protestas al mediodía en las puertas de los centros de trabajo.

A su vez, centenares de funcionarios convocados por los sindicatos CSIF, CCOO y UGT han cortado durante quince minutos el tráfico del Paseo de la Castellana de Madrid en protesta por los nuevos ajustes y han advertido que sus protestas no cesarán hasta que el Ejecutivo deje de "ahogar" al sector público a la vez que pedían la dimisión del Gobierno durante la concentración que han llevado a cabo ante el Ministerio de Hacienda. La convocatoria ha estado presidida por una pancarta en la que se leía: "Contra los recortes. Contra la reforma laboral". Camarillo ha mostrado su satisfacción por la afluencia de público y ha animado a los trabajadores a que acudan a las manifestaciones del próximo jueves 19 contra las medidas del Gobierno.

Montoro subrayó que las últimas medidas del Gobierno suponen pedir un esfuerzo adicional a los españoles, que, en su opinión, "merecerá la pena". El ministro pidió que se piense en positivo y añadió que ese esfuerzo servirá para acabar con la crisis y con la destrucción de puestos de trabajo, a la vez que permitirá ver la luz al final del túnel. Asimismo, admitió que las medidas son dolorosas y que al Gobierno no le han gustado nada.

El ministro reiteró que estas decisiones del Ejecutivo se deben al déficit oculto que dejó el anterior Gobierno y añadió que las condiciones de financiación son "muy duras y muy difíciles" por dejar endeudadas a las administraciones, sobre todo, a las territoriales. El ministro justificó la subida del IVA por las circunstancias actuales y por los compromisos adquiridos. En este sentido, insistió en la herencia recibida con una economía tan endeudada que los organismos internacionales recomiendan y casi obligan a esa subida del IVA, a cambio de bajar las cotizaciones sociales y que el país sea más competitivo.

Las reacciones no se hicieron esperar, y el CSI-F calificó de "brindis al sol" la decisión del Gobierno de mantener la paga de Navidad a los trabajadores de la administración que cobren menos de 962 euros -1,5 veces el salario mínimo interprofesional (SMI)-, por considerar que afectará tan sólo unos 500 empleados públicos del conjunto de todas las administraciones. Según indicó el portavoz del sindicato de funcionarios, Manuel Gómez Molina, esta medida no afectará a los funcionarios, ya que tienen sueldos superiores a esa cantidad, y sólo permitirá mantener la paga a unos 500 empleados públicos. "En todo caso, esta reacción de Montoro demuestra el éxito de las movilizaciones y que el Gobierno no tiene la conciencia tranquila con las medidas adoptadas", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios