La Caixa y Banco Popular barajan entrar en Colonial y reflotarla

  • Las dos entidades estudian pasar de acreedoras a accionistas para garantizarse el cobro de la deuda

Banco Popular y La Caixa podrían abandonar la condición de acreedores para convertirse en accionistas de Inmobiliaria Colonial. Ambas entidades confirmaron ayer que acudirán al rescate de la endeudada compañía y que están iniciando conversaciones con sus accionistas de referencia para entrar en su capital.

El Popular concedió préstamos y avales por valor de 365 millones de euros a Colonial, mientras que La Caixa lo hizo por valor de 161 millones usando para ello como garantía las acciones de su principal accionista, Luis Portillo (34%). La bolsa recibió la noticia con una subida en la cotización de la inmobiliaria del 5,43%.

Banco Popular aseguró que, como actuación habitual en la gestión del riesgo de crédito, ha iniciado estas conversaciones "a fin de hacer posible el cumplimiento de sus obligaciones, garantizar la viabilidad de la compañía en el largo plazo y tratar de conciliar todos los intereses de las partes intervinientes". El banco aseguró que si bien entre las alternativas que se plantean cabe la de convertirse en accionista de la compañía, "hasta este momento no se ha tomado ninguna decisión en este sentido".

Por su parte, La Caixa también reconoció que está negociando con los accionistas de referencia de Colonial que mantienen posiciones deudoras con la entidad, y que podría ejecutar las garantías entregadas por éstos en acciones. La caja señaló que "de optar por la ejecución de las garantías prendarias de las acciones de Inmobiliaria Colonial, se está contemplando una posible adjudicación en pago para no perjudicar la cotización de la sociedad". Además, subrayó que, en el caso de que las conversaciones lleguen a buen fin, "ejercerá los derechos políticos inherentes a la participación de la que resulte titular".

Tras tener conocimiento de estas intenciones, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió las acciones de Colonial antes del inicio de la sesión de ayer por concurrir circunstancias que podrían perturbar el normal desarrollo de sus operaciones. Colonial regresó al parqué con una subida del 5,43%, que situó el precio de sus títulos en 0,97 euros, frente a los 0,92 euros que marcó al cierre de la jornada anterior.

De esta forma, las entidades salían al paso de la información publicada ayer en la que se señalaba que La Caixa y Banco Popular tomarían las riendas de la inmobiliaria, convirtiéndose en los principales accionistas, al ejecutar las acciones que Luis Portillo, primer accionista de la compañía con más de un 34%, depositó como garantía de los últimos créditos que solicitó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios