Cajamar liderará el mayor grupo cooperativo de crédito de España

  • Los consejos rectores de Cajamar y Ruralcaja inician el proceso de fusión y convocan asambleas para el 17 de enero · Nace Cajas Rurales Unidas, con el 44,6% del negocio del sistema de cajas rurales

El movimiento cooperativo de crédito en España tiene acento almeriense. Almería será, dentro de unos meses, el epicentro del único gran grupo de cajas rurales que habrá en España, como consecuencia de la necesaria y demandada reestructuración del sistema financiero solicitada desde hace tiempo por el Banco de España (petición expresa para bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito). Todo ello, como un herrero en la fragua, gracias a la labor, siempre silenciosa pero constante, de Cajamar.

La cooperativa de crédito almeriense (líder nacional en su sector desde 1984) y Ruralcaja (segunda caja rural de España tras Cajamar), anunciaron ayer oficialmente, a las 13:20, el proyecto de fusión que se llevaba rumiando desde hace semanas y convocaron sendas asambleas generales para el próximo día 17 de enero. La entidad resultante, con datos a septiembre de 2011, consolida y refuerza su posición de liderazgo en el sector de cajas rurales españolas, con 63.559 millones de euros de volumen de negocio, activos por importe de más de 38.000 millones, un coeficiente de solvencia del 12,33%, 968.851 socios, 3,3 millones de clientes, 6.352 empleados y 1.465 oficinas. Además, como destacó el director de Comunicación de Cajamar, Manuel Gutiérrez Navas, en su comparecencia para realizar el anuncio, el nuevo grupo cooperativo que ve la luz posee el 44,6% del negocio total del sector de cajas rurales españolas, el 43% de los activos totales, una de cada tres oficinas y un tercio de los empleados totales.

La operación de integración supone la creación de una nueva entidad, bajo la denominación social de Cajas Rurales Unidas, un guiño a las que aún se lo están pensando (y a las que están embarcadas en otros proyectos de integración) y toda una declaración de intenciones para el futuro más inmediato.

El proceso de fusión que deberá concluirse "a finales del próximo mes de abril o comienzos de mayo" ha llevado consigo la mayor reestructuración en el organigrama de la entidad desde la salida de su fundador Juan del Águila. Así, Antonio Pérez Lao deja la presidencia de Cajamar en favor de Juan de la Cruz Cárdenas; el segundo hombre fuerte será quien hasta ahora era director general, Manuel Yebra y entre los nuevos consejeros, además de la habitual presencia del sector agrícola, destaca el nombramiento del empresario del mármol Francisco Martínez Cosentino como vocal del mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios