Caramelo pide el concurso de acreedores por la crisis en España

La firma gallega de moda Caramelo solicitó ayer el concurso voluntario de acreedores por la bajada de las ventas, que han provocado un déficit de caja que "la compañía ya no es capaz de afrontar". Dentro del proceso de reestructuración ha avanzado que aplicará un expediente de regulación de empleo (ERE) a la plantilla.

La empresa, controlada por Inveravante, la corporación de Manuel Jove, presentó el concurso en el Juzgado Mercantil de La Coruña y ha justificado la medida por "la extrema situación que atraviesa". La intención es dar "viabilidad" a Caramelo, que se abre ahora a la entrada de nuevos socios en su capital. En un comunicado, Caramelo explicó que ha informado de la decisión a la plantilla, a la que anunció que obedece a "las recurrentes pérdidas de explotación de los últimos años y, en particular, a la constatación de la caída de las ventas del primer trimestre de 2013".

"Sin embargo, y a pesar de haber contado para ello con importantes aportaciones extraordinarias por parte de su accionista principal de más de 16 millones de euros, este último esfuerzo por recuperar la senda de la rentabilidad no ha conseguido invertir la tendencia negativa de las ventas", argumentó la firma, que señaló que su actividad "se ha visto seriamente dañada por la profunda crisis de consumo que afecta a toda Europa" y, en particular, a España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios