Caruana dice que la banca española está preparada para la caída de la vivienda

  • El jefe de temas financieros del FMI considera que la banca española está "bien preparada" para adaptarse a una desaceleración del sector inmobiliario

Jaime Caruana, jefe de temas financieros del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ex gobernador del Banco de España, dijo hoy que la banca española está "bien preparada" para adaptarse a una desaceleración del sector inmobiliario, pero que se resentirá con la ralentización económica.

"Yo creo que el sistema financiero está bien capitalizado y que el primer shock que vendría de una corrección del precio de la vivienda sería más por la vía del impacto en la macroeconomía, que por la de la estabilidad financiera", dijo Caruana a periodistas españoles tras una rueda de prensa en el FMI.

"Sería en la segunda vuelta, cuando en la macroeconomía se empezase a producir una mayor generación de desempleo, etcétera, cuando el impacto en la banca sería más importante y entonces dependería bastante de cuál es la evolución macroeconómica", añadió.

Así, Caruana cree que la banca española está "bien preparada" para capear el temporal inmobiliario. Otra cosa será el enfriamiento económico general, cuyos efectos sobre las instituciones financieras españolas es más dudoso. "Si se agrava, depende de cuánto se agrave, pero en general la banca española está razonablemente preparada", explicó.

Caruana hizo sus declaraciones tras divulgar en la sede del FMI el estudio semestral "Informe de Estabilidad Financiera Mundial", que está a su cargo. En él, el organismo alertó de los riesgos a los que se enfrentan "los países industriales donde los precios de la vivienda están inflados en relación con los parámetros fundamentales de la economía o donde los balances de las empresas o los hogares soportan más presión".

Una de esas naciones es España, donde el valor de la vivienda está sobrevalorado en entre un 15 y un 20 por ciento, según el FMI. Roberto Cardarelli, un experto de la institución en los mercados inmobiliarios, dijo la semana pasada que el precio deberá caer en esa proporción en términos reales, es decir, descontada la inflación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios