Ceacop exige más adjudicaciones frente al poder del 'lobby' madrileño

  • Las empresas andaluzas perdieron en 2007 más de cinco puntos en la cuota de obras públicas licitadas en la comunidad · El sector pronostica una crisis "que da miedo"

Comentarios 1

Las más de 300 compañías agrupadas en torno a Ceacop (el Círculo de Empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Pública) rescataron ayer el mensaje con el que cada año llaman a las puertas de las Administraciones: las adjudicaciones que reciben de éstas para ejecutar obras de infraestructuras en la comunidad son insuficientes y en su mayor parte acaban en la cartera de grupos cuya sede social escapa a los límites de la región. El vicepresidente de la entidad, Enrique Figueroa, esgrimió ayer los datos del último ejercicio para apoyar esa tesis: la inversión para acometer proyectos de obra civil creció un 12% en Andalucía en 2007, hasta los 4.640 millones de euros, pero las empresas andaluzas sólo saborearon el 38,7% de esa suculenta tarta, frente a la cuota del 44,4% que habían logrado acaparar un año antes.

Ceacop considera, por ejemplo, "inadmisible" que el Ministerio de Fomento -que sustenta el 77% de toda la inyección inversora de la Administración central- sólo conceda el 22% de las adjudicaciones de obras en Andalucía a empresas de la comunidad. Algo parecido a lo que ocurre con Medio Ambiente, que en 2007 destinó un 31% menos de inversión a la región. O que la Junta de Andalucía, pese a elevar su aportación en un 15% a lo largo del último ejercicio (hasta 1.706 millones), encargue a empresas de fuera de la comunidad el 92% del montante total de la Consejería de Justicia y Administración Pública. Todo "un palo", según Figueroa, "que debería hacer recapacitar a la Administración sobre por qué discrimina a empresas que pagan sus impuestos y crean empleo en esta tierra".

Ignacio Díaz, secretario general de Ceacop, fue más allá en el diagnóstico. A su juicio, el Gobierno central excluye a las empresas andaluzas en las adjudicaciones en favor de un lobby de multinacionales que acaparan el 70% de las grandes obras. El Ejecutivo incurriría así en una "ilegalidad" al aceptar ofertas hasta un 40% inferiores al precio real y completaría la "argucia" compensando a esos grupos en sectores regulados como energía o comunicaciones.

Sobre la crisis del sector, con un lastre para el empleo que "da miedo pronosticar", Ceacop apuesta por agilizar la tramitación de los planes urbanísticos para liberar suelo, dar cobertura financiera a los promotores y un reparto más equitativo en las adjudicaciones. Un síntoma del escenario "nada halagüeño" es que la Junta haya disparado las licitaciones en lo que va de año (el 80% de la inversión de 1.400 millones para todo el año está ya adjudicado, frente al 50% habitual). Luces y sombras: el primer semestre será "histórico", pero en el segundo habrá vacas flacas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios