César Alierta culmina la 'revolución' en la cúpula de Telefónica

  • Incorpora a Manuel Pizarro, ex presidente de Endesa, y a Javier de Paz a su consejo

César Alierta cerró ayer una remodelación de calado en la cúpula directiva y el consejo de administración de Telefónica, la compañía que preside. El consejo de administración de la operadora de telecomunicaciones decidió nombrar a Julio Linares, actual director general de Coordinación, Desarrollo del Negocio y Sinergias, como consejero delegado. Será así el segundo directivo de la firma, sólo por debajo del propio Alierta.

El ascenso de Linares se produce a costa de la salida de Antonio Viana Baptista, actual director general de la filial Telefónica de España. El directivo portugués, ligado a la compañía desde hace nueve años, entiende que sus atribuciones se verían solapadas por las del nuevo consejero delegado. Telefónica prefirió atribuir la salida de Baptista, oficialmente, a razones personales.

Paralelamente, se incorporarán al órgano de administración de la compañía dos nuevos consejeros que sustituirán a los cesantes Maximino Carpio y Enrique Used. Se trata de Manuel Pizarro, que presidió Endesa hasta hace dos meses tras pelear por evitar su venta a Gas Natural y Acciona, y Javier de Paz, destacado militante socialista con una buena relación con José Luis Rodríguez Zapatero y presidente de la firma pública Mercasa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios