China araña a Europa carga de trabajo del A350

El 5 por ciento de la carga de trabajo del nuevo avión de Airbus -filial del grupo aeroespacial europeo EADS-, el A350, recaerá en manos de la industria aeronáutica china. Así lo formalizaron ayer el director general de la compañía europea, Fabrice Bregier, y el viceministro de la Comisión Nacional del Desarrollo y la Reforma de China (NDRC), Chen Deming, según informó Airbus en un comunicado. Un acuerdo de intenciones que tiene como objetivo "forjar una cooperación estratégica con China a largo plazo" y que llega en un momento en el que los dirigentes del grupo europeo lanzan continuos mensajes acerca de la posible deslocalización de una parte de su actividad a la zona dólar para hacer frente a la fortaleza del euro.

El acuerdo, que se rubricó en Pekín en el marco de una visita del presidente francés, Nicolas Sazkozy, al país asiático, y en presencia de su homólogo chino, Hu Jintao, establece una "involucración activa" de las empresas chinas a través de una "asociación industrial de alto nivel" en los trabajos de desarrollo y fabricación de este avión de pasajeros de capacidad media y larga distancia -en el que la industria andaluza, y especialmente la sevillana, también tiene depositadas sus esperanzas-, que viene a competir con el B787 de su rival Boeing. Además, se abre la puerta a posibles "cooperaciones para programas futuros".

Paralelamente, Airbus también firmó ayer un acuerdo con la Corporación de la Industria Aeronáutica de China (Avic II) para desarrollar un centro conjunto de fabricación en Harbin para la producción de piezas de materiales compuestos y componentes para el A350. Éste deberá ponerse en marcha en el primer trimestre de 2009.

"Estamos impresionados por el crecimiento rápido y sostenido de la industria aeronáutica china y extremadamente orgullosos de poder contribuir a su desarrollo. Para Airbus, China no es sólo un mercado importante, sino un socio industrial. Estamos haciendo esfuerzos para reforzar aun más la cooperación existente", dijo Bregier.

Por otra parte, el constructor europeo cerró ayer un acuerdo de compra de 160 aviones de pasajeros con el gigante asiático, por 17.400 millones de dólares (11.700 millones de euros). Éste incluye la adquisición de 110 aparatos del modelo A320 y otros 50 del A330. Frente a lo que se especuló inicialmente, China no comprará de momento más superjumbos A380.

Asimismo, Airbus anunció la venta a la compañía portuguesa TAP de una docena de aviones del A350, con opciones para tres más, y ocho unidades del A320. El fabricante no precisó el monto de la operación. El precio de catálogo de los A350 varía entre 200 y 260 millones de dólares, mientras el del A320 se sitúa entre 60 y 90.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios