China cumple sus amenazas y pone aranceles a 128 productos estadounidenses

  • La reacción de Pekín aumenta el riesgo de que estalle una guerra comercial

China cumplió ayer sus amenazas y anunció la imposición de aranceles comerciales a un conjunto de 128 productos estadounidenses como respuesta a las tarifas de Washington sobre las importaciones de acero y aluminio chinos, una decisión que aumenta el riesgo de estallido de una guerra comercial.

El Ministerio chino de Comercio confirmó, en un comunicado publicado la pasada madrugada en su web, lo que llevaba días advirtiendo, la imposición de un arancel del 15% para un conjunto de 120 productos (entre ellos la fruta) y del 25% para productos porcinos y relacionados, procedentes de Estados Unidos.

El Gobierno chino toma la decisión pese a reconocer que la tasa daña a ambas partes

Todo ello pese a que China ha insistido en las últimas semanas en su deseo de que se calmen las aguas para evitar una guerra comercial que, en su opinión, dañaría a ambas partes.

La medida entró en vigor ayer mismo y es una respuesta a los aranceles estadounidenses sobre el 25% en las importaciones de acero y del 10% en las de aluminio procedentes de China anunciados hace unas semanas.

Y también a la imposición unos días después de aranceles por valor de hasta 60.000 millones de dólares (48.500 millones de euros) anuales por supuestas afrentas a la propiedad intelectual estadounidense. "Esperamos que Estados Unidos pueda cancelar estas medidas para que el comercio de productos entre China y Estados Unidos pueda volver a su vía normal", apunta el ministerio en el comunicado. Como "las dos economías más grandes del mundo", la "única opción correcta" para las dos naciones "es la colaboración" por lo que ambos países tiene que "evitar un perjuicio más grande" a través "de la negociación", agrega.

Tras las medidas impuestas por el Gobierno del presidente Donald Trump, China había anunciado que estaba considerando imponer aranceles de hasta 3.000 millones de dólares (2.400 millones de euros) a las importaciones de algunos productos de Estados Unidos.

También había advertido que contemplaba emprender medidas legales ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El Ministerio insistió ayer en que las medidas estadounidenses son un "ataque grave" contra los principios de la OMC y una falta a "la no discriminación", que "es la base del sistema de comercio multilateral".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios