Colonial se aliará con Gecina u otra firma sin fusionarse

  • La inmobiliaria presidida por el sevillano Luis Portillo aprueba la absorción de Riofisa, con la que eleva el valor de sus activos hasta los 13.600 millones

Colonial busca una alianza estratégica para reforzarse en medio del parón inmobiliario, y para encarar con garantías el pago de una abultada deuda de casi 9.000 millones, pero no a cualquier precio. Después de confirmar la semana pasada que mantiene conversaciones con Gecina, la inmobiliaria francesa controlada por el jerezano Joaquín Rivero, Colonial aseguró ayer que busca algún tipo de operación corporativa, bien con Gecina o bien con otra empresa española o extranjera, pero no una fusión.

Mariano Miguel, consejero delegado de Colonial, precisó que la operación pasaría por una "combinación de empresas" porque tanto con Gecina como con otras "novias" de Colonial, la inmobiliaria española apuesta por realizar las eventuales operaciones a través de una absorción; de "intercambio de acciones"; o de la creación de "filiales conjuntas".

El directivo añadió que hay "varias sociedades extranjeras" interesadas en hacer tratos con la firma presidida por el sevillano Luis Portillo, y apostó por "compañías bastante iguales" en tamaño o tipología de activos para hacer más fáciles las negociaciones. Precisiones que se conocieron durante la junta general de accionistas celebrada en Barcelona para aprobar la fusión con la inmobiliaria Riofisa. Esta integración eleva el valor de los activos de Grupo Colonial hasta 13.600 millones (1.500 más), con lo que la deuda citada supone el 66,1 por ciento del valor de esos activos.

El propio Portillo aseguró: "Queremos seguir creando valor, mirar dónde nos podemos diversificar y reducir nuestra deuda". Preguntado por un accionista respecto a la devaluación de las acciones en bolsa en los últimos meses, Portillo respondió que "la situación del mercado está como está" y "ahora hay una situación difícil", pero que "a corto y medio plazo esta empresa tiene futuro". Los títulos de Colonial cerraron ayer sin variación alguna a 3,05 euros, que sitúan el valor bursátil de la firma en 4.990 millones.

Una de los objetivos de Colonial para hacer frente al estancamiento inmobiliario es aumentar su cartera de activos en alquiler, que antes de la fusión era del 70 por ciento y ahora llega al 80 (incluyendo activos en proyecto). La firma ganó 356 millones hasta septiembre, el 7,2 por ciento más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios