Colonial intenta eludir una deuda anticipada de 1.550 millones asociada a la cotización de FCC

  • La inmobiliaria negocia con sus bancos acreedores eliminar la deuda "exigible a corto plazo" que se activó como consecuencia de la bajada de la cotización de sus acciones de FCC

Comentarios 1

Colonial trata actualmente con sus bancos acreedores de eludir el pago anticipado de 1.550 millones de euros de deuda que le ha sobrevenido al activarse el pasado mes de marzo unas cláusulas de amortización de su deuda que tiene vinculadas a la cotización de FCC, informó hoy la inmobiliaria.

El importe a pagar forma parte del préstamo sindicado de 6.409 millones de euros que Colonial suscribió con Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland, Eurohypo y Calyon para financiar la fusión de Inmocaral y Colonial, que dio lugar al actual grupo inmobiliario. La deuda total del grupo sumaba 8.961 millones a cierre de 2007.

Según notificó hoy Colonial a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este préstamo contempla unas condiciones de amortización anticipada asociadas a la cotización de FCC, grupo constructor del que la inmobiliaria es segundo máximo accionista con un 15% de su capital.

Las cláusulas de pago por adelantado se activan en caso de que la cotización media de FCC combinada con el porcentaje de deuda neta sobre el valor bruto de los activos del grupo alcance determinados niveles. El pasado mes de marzo la cotización de FCC provocó la necesidad de verificar las condiciones de amortización anticipada de dicho importe de deuda, que pasó así a ser "exigible a corto plazo".

Aplazado de momento

En su comunicación al supervisor, Colonial asegura que en aquel momento obtuvo una "dispensa temporal" de pagar este importe de deuda, alegando la necesidad de desarrollar el plan de estratégico de la compañía que, según asegura la inmobiliaria, "permitirá adecuar los compromisos del préstamo sindicado".

Así, la inmobiliaria confía en que el pago de los 1.550 millones de deuda se pueda volver a establecer para el largo plazo "como consecuencia de la ejecución del plan estratégico de la compañía", que prevé desinversiones en activos no estratégicos y del 84% que la compañía tiene en la francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL).

A pesar de ello, por el momento Colonial ha optado por incluir el importe de deuda que se le reclama en el epígrafe de "pasivos corrientes-deudas con entidades de crédito" en el balance que incluirá en su memoria de 2007, con el fin de "mostrar la imagen fiel de la empresa y permitir una mejor interpretación de sus cuentas".

Recortará beneficio en 11 millones

Por otra parte, la inmobiliaria deberá reducir en 11,3 millones de euros el beneficio neto atribuible de 85,4 millones de euros que comunicó a la CNMV el pasado mes de febrero, por ajustes en los gastos por impuestos sobre las ganancias. Estas modificaciones forman parte de las diferencias surgidas entre la información remitida al regulador y las que se incluirán en la memoria anual del grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios