Draghi insiste en que el BCE no excederá su objetivo de controlar la inflación

  • El italiano despeja dudas al suscribir la tesis alemana de que el Banco Central no debe convertirse en el brazo financiador de la Eurozona · Pide que se acelere la capitalización del fondo permanente de rescate

Por si no había quedado claro, volvió a afirmarlo, suscribiendo de paso la ya conocida tesis alemana. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, subrayó ayer que sus normas de funcionamiento prohíben a la institución financiar a los gobiernos y aseguró que se mantendrá dentro de esos límites para no dañar su credibilidad. El italiano recordó que los tratados europeos señalan claramente que el objetivo del BCE es "asegurar la estabilidad de los precios" y que "prohíbe la financiación monetaria".

Draghi pidió asimismo que la Eurozona acelere la capitalización del fondo de rescate permanente (MEDE) para que pueda responder mejor a cualquier posible degradación de la calificación de máxima calidad de Francia o de otros países que gozan de la triple A. Si los galos perdiesen su nota máxima, añadió, no sería "terrible", aunque sí tendría efectos en las calificaciones de otros países y probablemente en el fondo temporal de rescate de la Eurozona (FEEF).

En su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, el máximo responsable del BCE defendió además una menor dependencia de las agencias de calificación de riesgo y dijo que sus informes son sólo un elemento que los mercados, los medios de comunicación, los inversores y los reguladores deben tener en cuenta. Draghi abogó por crear un abanico "mucho más completo" de evaluación del crédito que el existente a día de hoy.

Standard & Poor's también ha amenazado con quitar la máxima nota AAA al FEEF tras poner bajo revisión la nota de 15 países de la Eurozona, incluidos los seis que gozan de la máxima calificación: Alemania, Francia, Holanda, Austria, Finlandia y Luxemburgo, los estados que permiten al fondo temporal de rescate de la zona del euro tener la triple A.

Draghi reconoció que el BCE, que ha decidido actuar como agente del FEEF en sus operaciones en los mercados probablemente a partir de enero, está analizando el impacto que podría tener en este instrumento una degradación de las notas de los países que respaldan al fondo de rescate con sus garantías.

Para Draghi, la decisión tomada en la pasada cumbre por los jefes de Estado y de Gobierno de la Eurozona de adelantar un año el fondo de rescate permanente para que actúe en paralelo con el FEEF hasta mediados de 2013, y de revisar en tres meses el techo de los 500.000 millones de euros de recursos de los que dispondrá el MEDE, es la mejor manera de responder a cualquier posible degradación de notas y las consecuencias para el instrumento temporal de rescate. Asimismo, proclamó la "irreversibilidad" del euro y advirtió del enorme coste que supondría para cualquier país abandonarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios