Economía

EADS retrasa otra vez la primera entrega del A350, hasta el segundo semestre de 2014

  • La demora empaña los beneficios semestrales del grupo, que se quintuplican hasta 594 millones

Comentarios 1

Otro retraso en el lanzamiento del nuevo avión de pasajeros de Airbus, A350, empañó ayer los buenos resultados semestrales de su matriz, el consorcio aeroespacial europeo EADS. La primera entrega de esta aeronave ya no se producirá, como se había anunciado, entre enero y junio de 2014, sino en la segunda mitad de ese ejercicio. EADS explicó que esta nueva demora, que se suma al año que ya acumulaba el programa, supuso un cargo para la compañía de 124 millones de euros en el segundo trimestre como consecuencia de "un retraso real de unos tres meses".

Pero, ¿por qué este nuevo contratiempo en el A350? El grupo apuntó a un problema en la fabricación de las alas, concretamente, "al tiempo necesario para la implantación del proceso de perforación automatizado para las alas", según la nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Más allá de este escollo, EADS recordó que el A350, en cuya fabricación participa la empresa aeronáutica andaluza Alestis que se encarga de la panza y el cono de cola del aparato, sigue representando un "desafío" y "cualquier nuevo retraso daría lugar a cargos superiores". Sin embargo, también subrayó que no todo son malas noticias, sino que también se producen avances. Especificó que sigue adelante el montaje del avión estático de pruebas y que ya ha llegado a la línea de montaje final la sección del fuselaje frontal de la primera aeronave que volará.

Con respecto a otro de los grandes programas del consorcio, el del avión militar A400M, cuyo montaje final se realiza en Sevilla, EADS reconoció, tal como ya adelantó este periódico, que problemas técnicos en el motor retrasarán la certificación civil del aparato. Eso sí, enfatizó que mantiene la primera entrega de la aeronave a Francia para el primer trimestre de 2013.

El tercero de los aviones que está dando quebraderos de cabeza a la compañía es el superjumbo A380. Para éste, EADS confirmó que se está desarrollando una solución técnica "para el amarre de las alas", después de los desperfectos encontrados en algunos de los aviones que ya están volando. En el primer semestre, los cargos para la compañía por este capítulo ascendieron a 181 millones.

Todos estos escollos nublaron los beneficios del grupo capitaneado por Tom Enders de enero a junio, que se multiplicaron por más de cinco con respecto al mismo periodo del año pasado y alcanzaron los 594 millones. Los ingresos aumentaron un 14%, hasta 24.900 millones y el resultado bruto de explotación (Ebitda) lo hizo un 47%, hasta 1.972 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios