Ebro Foods no repartirá este año dividendo extraordinario pero elevará el ordinario un 6%

  • La firma prevé duplicar en tres años las ventas de su nueva división de productos bio.

Ebro Foods no distribuirá este año dividendo extraordinario tras haber realizado las adquisiciones de las compañías francesas Roland Monterrat y Celnat y la estadounidense RiceSelect y tener comprometido un "ambicioso" plan de crecimiento orgánico, aunque elevará el ordinario un 6%, según afirmó ayer el presidente de la compañía, Antonio Hernández Callejas, en la junta general de accionistas. La compañía repartirá un dividendo ordinario de 0,54 euros por título con cargo al beneficio de 2015. En total, los accionistas recibirán 83 millones de euros, equivalentes a un 57,36% del beneficio neto de 2015, que alcanzó los 144,8 millones de euros. De esta forma, Ebro Foods continúa con su política de retribución al accionista, centrada en subir anualmente el dividendo ordinario, sin repartir este año el de carácter extraordinario, algo que ya sucedió en 2014. Salvo ese año y el actual, la firma ha repartido el dividendo extraordinario en los últimos ejercicios (2011, 2012, 2013 y 2015).

Durante su discurso, Hernández Callejas afirmó que la compañía ha finalizado "con éxito" su Plan Estratégico 2013-2015, creando valor, dando una retribución "atractiva" a sus accionistas (250 millones en dividendos durante el periodo) y asegurando un crecimiento "sostenible". "Hemos apostado por crecer inorgánicamente en el sector de la alimentación fresca y biológica mediante la incorporación de las compañías francesas Roland Monterrat y Celnat. Y además, hemos seguido siendo prudentes en un marco financiero de bajísimos tipos de interés, que elevan el valor de nuestros objetivos de adquisiciones", resaltó.

Para la elaboración del Plan 2016-2018, Hernández Callejas explicó que la compañía ha tenido muy en cuenta las tendencias de sus consumidores y la evolución de los mercados en un entorno marcado aún por la crisis económica. El directivo incidió en el acierto del cambio de modelo de la firma, dejando productos altamente cuestionados en la actualidad, como es el caso del azúcar, y posicionándose en el ámbito de la salud, con la incorporación de empresas pioneras en la categoría Bio, entre otros aspectos.

Dentro del nuevo modelo de negocio, la compañía compró a principios de este año la francesa Celnat, líder en el mercado de productos biológicos que se comercializan en el canal especializado, por un importe de 25,5 millones de euros. En torno a ella ,la firma española está empezando a construir una nueva área de negocio de productos ecológicos, que pretende que tenga la misma dimensión internacional que el resto de divisiones. "Esta nueva área de negocio aglutinará tanto el portfolio de Celnat, como el existente ya en otras sociedades del grupo y los nuevos desarrollos que se vayan añadiendo. Ya hemos iniciado esta actividad en diversos países europeos y nuestro objetivo es duplicar las ventas en tres años", subrayó Hernández Callejas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios