Eiffage asegura que ni negocia con Sacyr ni comprará sus acciones

  • El presidente de Eiffage, Jean-François Roverato, ha asegurado que aunque ha tenido contactos desde la sentencia del miércoles con su primer accionista, Sacyr, no negocia con él

Roverato señaló en conferencia de prensa que ha mantenido dos contactos telefónicos con el presidente de Sacyr, Luis del Rivero, tras el dictamen del Tribunal de Apelación de París en el contencioso entre los dos grupos, pero se limitaron a intercambiarse "comentarios corteses" y no ha habido "negociación".

Preguntado sobre la posibilidad de que los fondos de los directivos de Eiffage (Eiffaime) o de los asalariados (Sicavas) adquirieran títulos del 33,32% que tiene el grupo de Del Rivero, contestó con un tajante "no".

Explicó que tras la sentencia esperan "tranquilos y serenos" la decisión que adopte el consejo de administración de Sacyr, que está convocado el próximo día 9 para decidir sobre esa participación, y anunció que el día 16 hará lo propio el consejo de Eiffage, para estudiar la situación y planificar la estrategia.

El Tribunal de Apelación de París en su dictamen confirmó la anulación, decidida por la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF), de la opa de Sacyr -por canje de acciones- sobre los dos tercios que no controla en Eiffage, al estimar que el grupo de Luis del Rivero estaba de concierto con al menos seis de los otros 89 accionistas españoles.

Pero al mismo tiempo, invalidó la obligación que había dictado la AMF para que Sacyr presentara otra oferta en efectivo y a un precio elevado que habría podido costar a la constructora española varios miles de millones de euros.

Roverato señaló que será su consejo de administración el que decida sobre "la posibilidad de que sigamos inactivos" en el caso de que Sacyr se mantuviera en su capital a la cuestión de si pedirían entonces a la AMF que lanzara un nuevo procedimiento para obligar al grupo español a una nueva opa sobre los dos tercios de Eiffage que no controla.

Para despejar dudas, aseguró que ni él ni ningún mandatario de Eiffage habían estado en contacto con la AMF desde la sentencia, que se negó a considerar política: "no estamos en una república bananera, estamos en un Estado democrático".

Se refirió a las negociaciones de Sacyr con los principales accionistas institucionales de Eiffage (el organismo estatal CDC, que tiene el 8,5% y las aseguradoras Axa, AGF, CNP y Groupama) y dio a entender que la compra por éstos de la participación de la constructora española crearía un esquema accionarial que le conviene.

"Lo interesante es tener accionistas estables" y un incremento del peso de esos cinco accionistas franceses "lo encuentro muy bien", subrayó Roverato, que dijo desear "un equilibrio en el capital de Eiffage con dos patas", una con la participación de los trabajadores y los directivos, a altura de "entre el 25 y el 28%" y otra de la misma dimensión de CDC con las aseguradoras.

También se refirió a las filtraciones sobre otras negociaciones de Sacyr para vender sus partes a la constructora francesa Fayat, de la que no quiso confirmar que se hubiera puesto en contacto con él para anunciar sus intenciones.

No obstante, puntualizó que "Eiffage no necesita a Fayat como accionista" y si comprara el 33,3% del grupo de Luis del Rivero, pediría al consejo de administración mantener "la misma actitud que hemos tenido con Sacyr", porque considera que no es conveniente tener a un competidor en el capital.

A ese respecto, reveló que desde el inicio del contencioso judicial con Sacyr hace ahora casi un año, tres empresas interesadas en ese mismo 33,3% -a las que se negó a identificar- se habían puesto en contacto con él.

A las tres les advirtió igualmente de que si lo compraban lo consideraría "una agresión" y el comportamiento con ellos sería el mismo que ha tenido con Sacyr.

El contencioso Eiffage-Sacyr, en caso de no resolverse rápidamente, tendrá continuidad judicial el 6 de mayo con una sentencia del Tribunal de Comercio de Nanterre sobre la privación de derechos de voto por la junta de la asamblea el 18 de abril de 2007 a 89 otros accionistas españoles que tenían entonces el 17,5% de la constructora francesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios