Emed proyecta invertir 625 millones en una década tras reabrir la mina de Riotinto

  • La multinacional chipriota se alía con la suiza Shorthorn, que asume el 49% de la sociedad que gestionaría el yacimiento

La multinacional chipriota Emed Mining, que pretende reabrir la milenaria mina de Riotinto (Huelva) a final de este año, reunió ayer a sus accionistas en este lugar para celebrar su junta general. La firma, que posee el 51% de las acciones de la sociedad propietaria de la explotación, anunció que si la reapertura se materializa invertirá 625 millones de euros durante la próxima década y empleará a 450 personas en la explotación, de los que 60 ya están trabajando en ella desde hace meses.

Guillermo Gutiérrez, ex consejero de Industria de la Junta de Andalucía y presidente de Emed Tartessus (filial española), destacó el positivo cambio accionarial registrado recientemente en la empresa, que ha permitido desvincular del proyecto a Carlos Estévez, ex propietario de la mina del que se guarda un nefasto recuerdo en la zona. La compañía suiza de comercialización de metales Shorthorn Limited, antigua socia y acreedora de Estévez, le ha adquirido el 49% de la sociedad.

Otra buena noticia es que las prospecciones realizadas desde que Emed asumió la mayoría del proyecto en agosto de 2007 han permitido casi duplicar el volumen de reservas de mineral de cobre desde las 69 millones de toneladas a las 123, lo que permitirá también ampliar el tiempo previsto de funcionamiento de la mina desde los 10 a los 15 años. El precio del cobre, que se ha más que duplicado desde hace tres años y es el verdadero motor del proyecto de reapertura, ronda los 8.000 dólares la tonelada en el mercado de Londres (5.160 euros).

Sin embargo, aún quedan escollos por superar, como la obtención de los permisos precisos de la Junta de Andalucía y el depósito de determinados avales para garantizar liquidez ante un posible accidente que derive en posibles daños medioambientales y sociales. Entre los activos de la mina se encuentra la presa de Aguzadera, que almacena 90 millones de toneladas de lodos.

La cantidad que podría exigir la Administración autonómica se determinará en función de la calificación de riesgo que determine el Ejecutivo para las tres balsas, incluida Aguzadera, pertenecientes a la mina. Como ejemplo, Cobre Las Cruces, la mina sevillana, ha depositado en avales más de 50 millones para recibir luz verde. La de Aguas Teñidas, que reabrió en Huelva a final del pasado año, entregó sin embargo garantías por unos 9 millones de euros por la menor peligrosidad de sus balsas de almacenamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios