El Euríbor vuelve a caer pero las hipotecas no se abaratan

  • La cuota mensual de un préstamo medio se incrementará unos 64 euros

El Euríbor, el principal indicador del mercado hipotecario, cerrará noviembre en el 4,603 por ciento, lo que supondrá su segunda bajada consecutiva tras 24 meses al alza. No obstante, la caída, de 0,04 puntos, no se traducirá en un abaratamiento de las hipotecas, ya que el Euríbor sigue por encima de los niveles de hace un año, cuando se situaba en el 3,864.

Esta rebaja no evitará que quienes revisen su hipoteca ahora vean incrementadas sus cuotas, aunque, eso sí, de forma más moderada que en revisiones anteriores. El hecho de que no bajen se debe a que en noviembre del año pasado el Euríbor estaba en el 3,864 por ciento y hace seis meses quedó fijado en el 4,373 por ciento, en ambos casos por debajo del cierre del presente mes.

Así, para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años y con un diferencial del 0,50 por ciento, las cuotas que se revisen anualmente subirán de los 822 a los 886 euros, lo que representa un sobre coste mensual de 64 euros y al año representa una carga para las familias de 768 euros. En el caso de las hipotecas que se calculan semestralmente, el incremento será de 20 euros al mes. Esta tendencia a la baja podría verse modificada próximamente, ya que, en su cotización diaria, el Euríbor sumó ayer su máximo del mes y cerró en el 4,686 por ciento.

El Gobierno ha asegurado en los últimos días que el Euríbor ha tocado techo y podría reducirse, aunque el rebrote de las tensiones inflacionistas en la Eurozona por la subida del petróleo y de los alimentos básicos, podrían llevar al Banco Central Europeo a abandonar su política de mantenimiento de los tipos de interés -a la que se ha visto abocado por el impacto de la crisis de las hipotecas subprime en la economía real- y decretar un aumento del precio del dinero, que según el consenso del mercado, podría situarse en el 4,25 por ciento a fin de año.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) divulgó ayer sus datos sobre hipotecas relativos a septiembre, mes en el que el importe medio de un préstamo para viviendas subió un 3,45 interanual y se situó en 150.328 euros.

Ese mes, sin embargo, descendió un 10,39 por ciento el número de viviendas hipotecadas, así como el capital total prestado para estos créditos, que fue de 15.584,6 millones de euros, un 7,3 por ciento inferior al del mismo mes del año pasado.

El 98,4 por ciento de las hipotecas constituidas en septiembre utilizó un tipo de interés variable frente al 1,6 por ciento de tipo fijo y, dentro de los variables, el Euríbor se mantuvo como interés de referencia más utilizado.

Según el último boletín económico del Banco de España, en septiembre se observó una moderación tanto en el crédito para viviendas como en el de capital prestado para el consumo, que aumentaron un 16 y un 13 por ciento, respectivamente.

El volumen de crédito para vivienda continuó así su moderación, ya que en agosto había registrado un aumento del 16,7 por ciento y en julio del 17 por ciento, mientras que el año pasado cerró con un incremento del 20,4 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios