"Existe una creciente preocupación en el sector TIC por la falta de profesionales"

  • Las empresas estudian un plan para paliar la situación que contempla poner en marcha cursos para reconvertir a los trabajadores de otras disciplinas en expertos de las tecnologías de la información y la comunicación

Comentarios 0

-Recién concluido el año 2007, ¿qué diagnóstico hace de la situación actual del sector TIC -tecnologías de la información y la comunicación- en Andalucía?

-Estamos en un momento muy positivo. En los últimos años hemos sido capaces de conseguir dos logros importantes: un crecimiento imparable -superior al 15 por ciento anual- y el apoyo de una Administración con la que trabajamos en perfecta sincronía. Su apuesta por estas tecnologías -por ejemplo, con la e-administración- y por el trabajo de las empresas de la región -al asignarles proyectos importantes- está empezando a darnos una ventaja competitiva a la hora de exportar nuestros conocimientos. Lo bueno de este sector es que, al ser tan joven, nos posiciona a todos en el mismo nivel ante idénticos retos, amenazas y oportunidades. La clave estará en la velocidad a la que seamos capaces de movernos.

-¿Y cómo se plantea 2008? ¿Qué retos se atisban?

-De cara a este ejercicio es cierto que algunos hablan de incertidumbres de tipo financiero, pero creo que nuestro sector está preparado para afrontarlas y crecer al mismo ritmo. Con respecto a nuestras prioridades se resumen en lograr que las empresas TIC ganen dimensión, que cooperen entre sí para captar mayores proyectos, y que salgan a vender sus productos y servicios fuera de la comunidad.

-Pero éste es el enterno mensaje que Eticom ha lanzado al tejido empresarial, ¿por qué no acaba de calar el espíritu de colaboración?

-Básicamente por dos motivos. Primero porque se trata de empresas jóvenes que han focalizado todos sus esfuerzos en salir adelante (conseguir niveles de facturación, pagar nóminas, ganar cuota de mercado...) y no han tenido ni tiempo ni personal para dedicarlo a la búsqueda de oportunidades de colaboración. Y segundo porque el entorno tampoco ha acompañado: el mercado al que se dirigen es el regional y aquí la mayoría de sus clientes son pymes con poca capacidad para acometer grandes proyectos que demanden cooperación. Por ello, reivindicamos las aplicaciones para la administración como campo de desarrollo.

-Aún así, imagino que algunos pasos se habrán dado...

-Por supuesto. Cada vez son más los casos de agrupaciones de empresas TIC andaluzas que ganan concursos públicos de la Junta, algo que, hasta hace muy pocos años, era prácticamente inviable, ya que, por lo general, se trata de grandes programas a los que no se puede concurrir con escasa dimensión.

-¿Promueven algún tipo de cooperación en particular?

-Las posibilidades son infinitas y cualquiera de ellas será válida siempre que se consiga una potenciación del negocio. Las empresas andaluzas tienen que meterse en la cabeza que no existe ninguna compañía líder que cubra todo el conocimiento, sino que necesitan fraguar alianzas estratégicas para ser competitivas. En definitiva, que hay que especializarse en un área de actividad y colaborar con otras firmas para iniciativas concretas.

-Pero la unión no es la panacea...

-No, es un elemento más. Hay que tener imaginación, hacer un buen trabajo y atreverse a dar el paso. Yo siempre he dicho que en Andalucía tenemos el conocimiento, la capacidad y los profesionales, y lo que nos falta a veces es creérnoslo.

-Con respecto a los profesionales, ¿están saltando las alarmas?

-Así es. En el sector existe una seria y creciente preocupación por la escasez de personal cualificado. El desarrollo de estas actividades está incrementando la demanda y tememos que, en un futuro próximo, no llegue a cubrirse con el personal que sale de la universidad.

-¿Por dónde pasan las soluciones?

-Es un tema muy sensible y no estamos parados. Se están tomando distintas medidas. Por una parte, están empezando a jugar un papel muy importante los profesionales que no vienen de la universidad, sino de los módulos o de la formación profesional. Asimismo, está tomando cada vez más peso la intención de poner en marcha cursos de adaptación o masters para poder convertir a profesionales de otras disciplinas al sector TIC. La sinergia de conocimientos sería genial, ya que éstos nos ayudarían a entender las necesidades de su actividad y darles solución. De momento, lo que estamos haciendo es hablar con la Administración para elaborar un plan que palíe la situación y dé garantías de futuro.

-¿La fuga de talento desde las pymes andaluzas a las multinacionales también les preocupa?

-Las pymes deben entender que el profesional cualificado no puede ser visto como un mero empleado. Tiene mucho que decir en el desarrollo de la organización y, por ello, hay que fidelizarlo haciéndolo partícipe de la misma -por ejemplo, en su accionariado-.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios