El FMI dice que el BCE puede adoptar una política monetaria "más expansiva"

  • El Banco Central Europeo (BCE) puede permitirse la adopción de una política monetaria "algo más expansiva" a pesar de los elevados niveles de inflación de la zona euro, ya que las perspectivas apuntan a que se recortará por debajo del 2% en 2009

En su informe de perspectivas para Europa, el Fondo Monetario Internacional (FMI) alerta sobre los riesgos que pesan sobre la economía del Viejo Continente debido a la propagación de la crisis en los mercados financieros, que ha "empañado considerablemente" las perspectivas de crecimiento.

Por otro lado, la institución recalca la existencia de otros factores de riesgo como la apreciación del euro y la inflación, "impulsada por los precios de los alimentos y la energía".

Los riesgos que pesan sobre el crecimiento son "considerables", ya que "podría producirse una corrección brusca de los desequilibrios mundiales, acompañada por una nueva apreciación del euro, y la contracción del crédito podría convertirse en una compresión total del crédito.

"Europa se ha mantenido relativamente firme ante la desaceleración en Estados Unidos y la turbulencia financiera mundial, pero los datos históricos parecen indicar que ambas tendrán efectos cada vez más graves", señaló Michael Deppler, Director del Departamento de Europa del FMI en una videoconferencia.

Deppler recalcó que la desaceleración en EEUU se acaba trasladando a la economía europea. "Cuando Estados Unidos sufre una desaceleración del crecimiento, Europa la sufre después. La intensidad de los efectos y el momento en que se notan han variado, pero existen y, de hecho, si acaso, parecen haber aumentado a lo largo de la historia", destacó.

Los riesgos son mayores en los países que afrontan una corrección de los precios de la vivienda, entre los que se encuentra España, aunque este factor es "menos marcado en Europa por la limitada dependencia de los hogares de los préstamos respaldados por capital inmobiliario", señala el informe.

"Los riesgos se podrían magnificar en países que sufran un ajuste de los precios de la vivienda. Numerosos países, incluidos Irlanda, España y Reino Unido, han experimentado 'booms' de los precios de las casas durante la pasada década", subraya.

Por otro lado, aunque las economías emergentes tiene menos exposición a la crisis, aquellas que cuenten "con importantes déficit en cuenta corriente o altos coeficientes de endeudamiento externo" podrían ser especialmente vulnerables "a los cambios en la actitud de los inversores".

El FMI recomienda a las economías europeas "reforzar la solidez de las entidades financieras" y seguir inyectando la liquidez necesaria en el mercado.

"Los bancos centrales deberán buscar un equilibrio adecuado entre respaldar la economía real y prevenir los efectos indirectos del reciente aumento de la inflación", resalta el fondo, que augura que cuando se relaje la inflación, las autoridades monetarias tendrán margen para aplicar recortes sobre el precio del dinero.

Además de las actuaciones sobre el mercado financiero y en materia de política monetaria, el Fondo recomienda además a aquellos países que tengan margen de maniobra fiscal, "dejar que los estabilizadores automáticos operen libremente para amortiguar la desaceleración.

Eso sí, si se produce una contracción del crecimiento más profunda, estos países deberían aplicar estímulos fiscales para respaldar la economía, concluye en fondo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios