El FMI recorta la previsión de crecimiento y eleva la contracción del PIB en España al 0,7%

  • El organismo advierte que las economías desarrolladas se enfrentan en 2009 a su primera contracción anual desde la II Guerra Mundial.

Nuevo varapalo a las expectativas de la economía mundial, y especialmente de la española. El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó sus previsiones de crecimiento para la economía mundial, hasta el 3,7% en 2008 y el 2,2% en 2009, mientras que en el caso de España mantiene el pronóstico realizado en octubre de un crecimiento del 1,4% este año, pero recorta medio punto la estimación de 2009, para cuando augura una contracción del 0,7%.

La institución internacional había publicado sus perspectivas para la economía mundial el pasado 8 de octubre, que se ha visto obligada a revisar a la baja apenas un mes después, ante el deterioro experimentado por las previsiones de crecimiento global durante el mes de octubre por la continuación del desapalancamiento del sector financiero y la caída de la confianza de los consumidores. De este modo, el FMI augura que la economía mundial crecerá un 3,7% en 2008 y un 2,2% en 2009, dos y ocho décimas, respectivamente, por debajo de su anterior previsión.

La institución prevé que las economías avanzadas crezcan un 1,4% este año y se contraigan un 0,3% en 2009, frente al 1,5% y 0,5% previsto anteriormente. Respecto a las economía emergentes, el FMI augura un crecimiento del 6,6% en 2008 y del 5,1% el próximo año, un recorte de tres décimas para este año y de un punto porcentual para 2009.

"En las economías avanzadas la actividad se contraerá en 2009, la primera caída de este calado desde el final de la II Guerra Mundial", explicó el FMI, que advirtió de que sus previsiones están basadas en las actuales políticas, por lo que sugirió que una acción global para apuntalar los mercados financieros, proporcionar nuevos estímulos fiscales y un alivio de la política monetaria podría contribuir a "limitar" el descenso del crecimiento mundial. 

No obstante, el FMI admite que las perspectivas sobre la economía están sujetas a una "excepcional" incertidumbre, puesto que las condiciones financieras presentan "graves riesgos a la baja" ya que el proceso de desapalancamiento podría ser más intenso y prolongado de lo previsto. Asimismo, el organismo internacional apunta la posibilidad, todavía pequeña a su juicio, de que se produzcan condiciones deflacionarias en las economías avanzadas.

Por otro lado, el FMI revisó a la baja sus estimaciones de crecimiento para EEUU por los efectos de la crisis inmobiliaria y crediticia hasta un crecimiento del 1,4% en 2008 y una contracción del 0,7% en 2009, lo que supone un recorte de una décima y del 0,8% respecto a la anterior previsión.

En el caso de la zona euro, el FMI advierte de los efectos sobre el crecimiento del endurecimiento de las condiciones de préstamo y la caída de la confianza de los consumidores. De este modo, la institución pronostica un crecimiento del 1,2% en 2008 y un descenso del 0,5% en 2009, recortando en una décima y en un 0,7%, respectivamente, sus anteriores estimaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios