Faces defiende que Unicaja continúe sola si la fusión con Ceiss "compromete su solvencia"

  • El profesor y economista subraya que Andalucía debería contar, "al menos, con una entidad propia"

El economista y profesor del Instituto Internacional San Telmo, Fernando Faces, subrayó ayer que el mapa financiero español "ni mucho menos está cerrado" y que puede haber sorpresas de última hora en las operaciones que se creían cerradas y bien atadas. Así, indicó que las nuevas reglas del juego impuestas tras el último decreto del Gobierno, el rescate bancario y los resultados del test de Oliver Wyman pueden dar al traste con las fusiones en marcha y propiciar nuevos movimientos.

En este contexto, el experto defendió que "si Unicaja es viable por sí sola y la posible fusión con Ceiss (el banco de Caja España-Duero) compromete su solvencia, la alternativa es clara". "Debe luchar por sobrevivir", sentenció antes de impartir una conferencia sobre la reordenación bancaria en el Observatorio Económico de Andalucía. En las últimas semanas, la entidad malagueña ha dicho en varias ocasiones que quiere redefinir el proceso, puesto que la auditoría de Oliver Wyman arrojó que la castellanoleonesa necesitaría 2.063 millones de euros en el escenario más adverso, mientras que Unicaja contaría con un excedente de 452 millones. "Entra dentro de lo posible que se rompa la fusión de Unicaja", advirtió.

Faces reconoció que el sistema financiero camina hacia entidades "mucho más grandes que Unicaja", pero recordó que la andaluza es "una de las más solventes de España" y que ha quedado demostrado que "la dimensión no lo es todo", puesto que dos de las cajas más saneadas del panorama español "que subsistirán sin duda" son dos pequeñas como Ontinyent y Pollença.

Asimismo, el experto insistió en que sería interesante que en Andalucía "quedara, como mínimo, una entidad financiera propia", después de que Cajagranada quedara fuera de la órbita andaluza al pasar a formar parte del grupo BMN, y de que Banca Cívica fuera absorbida por Caixabank. "Es el único núcleo que nos queda, nuestra única banca regional", señaló.

Faces avanzó que a la reorganización bancaria "todavía le queda un tramo largo" en el que se producirán más fusiones y absorciones. "De las 17 entidades que subsisten hoy, no quedarán más de ocho o diez en cinco años", vaticinó.

Respecto al banco malo, el profesor destacó que sacará de los balances de las entidades unos activos que las penalizan, por lo que las dotará de "liquidez y solvencia". Sin embargo, calculó que hasta 2014 no fluirá el crédito hacia las empresas y familias, momento en el que lo hará pero de forma muy leve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios