Ficosa no dará entrada en su accionariado a firmas andaluzas

  • La llegada de socios andaluces a la compañía catalana era uno de los movimientos contemplados de forma paralela a la toma de control de Sacesa por parte de Ficosa

Comentarios 3

No era una condición inapelable, pero sí una propuesta fuertemente defendida por la Junta. Cuando la aeronáutica andaluza Sacesa -Sociedad Andaluza de Componentes Especiales, participada por el Gobierno andaluz- escogió a la empresa catalana Ficosa y a la vasca Alcor como compañeros de viaje para erigirse en contratista de primer nivel de industrias de cabecera como EADS, Airbus o Boeing, se contemplaron otros movimientos accionariales en beneficio del empresariado andaluz. Se barajó, así, la posibilidad de algo parecido a un trueque: las dos firmas foráneas entraban en el capital de Sacesa, pero a cambio se estudiaba la opción de que socios andaluces pudiesen incorporarse al accionariado de Ficosa.

Sin embargo, y según fuentes cercanas a la operación, este intercambio no se producirá finalmente, puesto que la compañía catalana no realizará modificaciones accionariales para abrir sus puertas a socios andaluces. "Es algo que no está contemplado y que, de momento, no va a concretarse", aseguran voces autorizadas. En un principio, se habló de que serían varias cajas de ahorros tanto regionales (en concreto, Unicaja y Cajasol) como de otras comunidades las que podrían formar parte de su capital social.

Por otra parte, la necesidad de aprobar una segunda prórroga de un mes -el plazo culmina a finales de abril- para cerrar de una vez por todas la ampliación de capital de Sacesa a manos de Ficosa y Alcor -tomarán, junto a IDEA, el 51% de la compañía- está generando malestar entre los empleados. "Insisten en decirnos que la operación se está demorando por motivos formales y administrativos, pero ha pasado tiempo más que suficiente como para haberlos solventado, lo cual nos instala en la duda", comentan fuentes sindicales. Posibles problemas de financiación de la compañía catalana y la vasca están en la cabeza de todos. Sin embargo, tanto responsables de Sacesa como de Ficosa reiteran que, "pese a que los trámites están resultando más lentos de lo previsto, todo va bien". "La operación se cerrará en cuestión de días o, a lo sumo, semanas".

Sin embargo, la plantilla teme que si, finalmente, la empresa no se hace con el contrato de fabricación de la belly fairing del nuevo avión de Airbus A350 -la carga de trabajo se adjudicará en mayo- "la ampliación de capital se quede en el aire". Desde las filas de Ficosa se rechaza rotundamente este extremo. "Nuestro proyecto no está vinculado a un pedido, ni a una pieza concreta de un avión; es cierto que estamos pujando por la panza del A350, pero si no nos la adjudican seguiremos buscando contratos con otros fabricantes como EADS-CASA, Bombardier o Boeing", indican. "Queremos crear un proveedor aeronáutico de primer nivel en torno a Sacesa, no una empresa más, por ello se están retrasando tanto los tiempos", sentencian.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios