Fitch amenaza con degradar la solvencia de España, Italia, Bélgica e Irlanda

  • La agencia de calificación cree que la solución a la crisis de deuda soberana de la eurozona "aún está lejos de ser alcanzada".

La agencia de calificación Fitch ha amenazado con degradar la nota de solvencia de España, Italia, Bélgica, Irlanda, Eslovenia y Chipre, porque la solución de la crisis de deuda soberana en la zona del euro "aún está lejos de ser alcanzada". En un comunicado, Fitch explica que espera decidir antes de finales de enero si rebaja las notas de estos países en uno o dos escalones, para lo que ve una "alta probabilidad".

Además, la agencia ha confirmado la matrícula de honor en solvencia de Francia (AAA), si bien empieza a dudar del país, puesto que su perspectiva para su deuda pasa de estable a negativa. Por el momento, de seis miembros de la zona del euro amenazados por la agencia, Bélgica es el que mantiene mejor calificación, AA+, un sobresaliente alto, seguido de España y Eslovenia, ambos con AA-, un sobresaliente bajo. A continuación figuran Italia, con A+ o un notable alto; Irlanda, con BBB+ o un aprobado alto; y Chipre, BBB, un simple aprobado.

La agencia argumenta que después de la Cumbre de la UE de los días 9 y 10 de diciembre, encontrar una "solución integral" a la crisis de la zona del euro está lejos de ser alcanzada "técnica y políticamente". Fitch elogia los avances de la cumbre, pero critica el papel del Banco Central Europeo (BCE), porque cree que debería actuar de forma más explícita para mitigar la falta de liquidez en los países de la región.

En el lado más optimista, la agencia destaca que los gobiernos de los países cuya calificación cuestiona se han esforzado en lograr el equilibrio de sus cuentas públicas, al tiempo que acometen reformas estructurales. "Sin embargo, el carácter sistémico de la crisis de la zona del euro está teniendo un efecto profundamente negativo en la estabilidad económica y financiera en toda la región y para algunos estados plantea peligros a corto plazo que están empezando a dominar los fundamentos del riesgo soberano específico", añade la agencia. La amenaza de Fitch se centra en los países soberanos que, a su juicio, son "potencialmente vulnerables al deterioro del entorno económico y financiero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios