Fitch rebaja la nota de Abengoa en dos escalones hasta el 'bono basura'

  • La firma se adjudica un contrato de 45 millones para construir una desaladora en Omán

La agencia de calificación crediticia Fitch rebajó ayer dos peldaños el rating de Abengoa, desde BB hasta B+ (calidad pobre), dentro del nivel de grado especulativo, conocido comúnmente como bono basura. La perspectiva asociada a este rating es estable. La rebaja se suma a la efectuada la pasada semana por Moody's, que degradó la nota de Abengoa en un escalón por su alto endeudamiento.

Fitch explica su decisión por los "pobres" resultados obtenidos por Abengoa en su negocio de bioenergía durante el primer trimestre del año, con un Ebitda de un millón de euros. La agencia cree que este segmento no se recuperará hasta mediados de 2013. No obstante, en el lado positivo Fitch destaca la "significativa" diversificación geográfica de Abengoa, donde España representa el 27% del negocio, seguida de Brasil con un 21% y Estados Unidos con un 19%. Además, subraya que la posición de liquidez a cierre de marzo era de 2.800 millones de euros, suficiente para cubrir las necesidades financieras hasta 2014.

Una muestra de esa diversificación geográfica es la adjudicación de un contrato por 45,3 millones de euros en Omán para la construcción de una desaladora con capacidad para desalar 45.000 metros cúbicos. La obra supone el primer proyecto de estas características en Oriente Medio de la compañía, según informó ayer Abengoa.

El grupo señaló que ha sido seleccionada por ACWA Power International para desarrollar los trabajos de ingeniería y construcción de una desaladora con tecnología de ósmosis inversa. La desaladora está ubicada en Barka y forma parte de un plan que permitirá abastecer a 225.000 habitantes de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios