GMV prevé aumentar un 50% su plantilla en Andalucía este año

  • La tecnológica, que ha recuperado el nivel de empleo anterior a la crisis, cerrará 2017 con 50 trabajadores

Miguel Hormigo, director de GMV Región Sur, en las oficinas de la firma en el parque tecnológico Cartuja (Sevilla). Miguel Hormigo, director de GMV Región Sur, en las oficinas de la firma en el parque tecnológico Cartuja (Sevilla).

Miguel Hormigo, director de GMV Región Sur, en las oficinas de la firma en el parque tecnológico Cartuja (Sevilla). / juan carlos vázquez

Comentarios 0

Gmv es un grupo tecnológico español que nació a mediados de los años 80 como una spin off de la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos de Madrid. Su actividad inicial estuvo vinculada al sector aeroespacial y de defensa, pero en estas tres décadas ha diversificado hacia otras áreas como las telecomunicaciones, el transporte, la seguridad, la sanidad o las tecnologías de la información. En el año 2000 empezó su expansión hacia otras zonas de España y eligió Sevilla como ubicación de su primera delegación. Después llegarían las de Barcelona, Valladolid, Valencia, León y Zaragoza. A nivel internacional opera a través de filiales en Alemania, Colombia, Francia, EEUU, India, Malasia, Polonia, Portugal, Reino Unido y Rumanía. El 65% de su negocio ya procede de fuera. Da trabajo a 1.470 profesionales y su facturación rozó el año pasado los 138 millones de euros.

Desde su apertura hace 17 años, la delegación de Sevilla, que da servicio a Andalucía, Extremadura y Canarias, ha pasado por momentos boyantes y otros más complicados. Hasta 2009 las cosas fueron como un tiro. Los proyectos, los ingresos y la plantilla crecieron al calor de empresas como Supercable, así como del sector público. "La Junta de Andalucía era muy innovadora, apostó por el software libre, tenía una política digital y de administración electrónica... Fueron buenos años para nuestro sector", explica Miguel Hormigo, director de GMV Región Sur. Sin embargo, los años 2010, 2011 y 2012 fueron difíciles. "La delegación andaluza fue la que más sufrió durante la crisis por los recortes que se hicieron en los presupuestos públicos y por la situación de Abengoa, que pasó a demandar mucho menos", añade. En Madrid y Barcelona las grandes empresas tiraron del negocio y se amortiguó el impacto. A partir de 2013, la oficina andaluza pudo remontar el vuelo y hoy presume de haber recuperado el nivel de empleo anterior a la crisis, aunque aún no lo ha conseguido en términos de facturación.

Busca especializarse en sistemas para el medio ambiente, internet de las cosas e industria 4.0

La delegación de Sevilla llegó a tener a 26 personas en plantilla en 2008, pero actualmente ya cuenta con 33 y sus planes pasan por incorporar a 17 de aquí a finales de año, un 51% más, hasta alcanzar el medio centenar. "Queremos fichar principalmente a ingenieros informáticos y de telecomunicaciones", concreta Hormigo. Para albergar este crecimiento, la compañía ampliará sus oficinas con la incorporación de 70 metros cuadrados a los 300 que ya tiene en alquiler en el parque científico-tecnológico Cartuja de Sevilla.

El volumen de negocio de la delegación andaluza alcanzó su pico máximo en 2009 con 3,9 millones de euros, una cota que aún tardará en reconquistar. Este año las previsiones apuntan a que repetirá la facturación de 2016, con 3,1 millones. "Antes se vendía más material, lo que impulsaba los ingresos, pero ahora con el cloud computing se hace más con menos hardware", dice el director de GMV en el Sur.

El 80% de las ventas de la delegación procede de Andalucía y el 20% del resto de España. El sector público aporta el 60% del total y el privado el 40%. "Ojalá la Junta vuelva a ser lo que era y dinamice la actividad, pero para ello hace falta un plan estratégico", reclama Hormigo.

La oficina de Sevilla está encuadrada en una de las tres líneas de negocio de GMV a nivel global, la de Soluciones Globales de Internet. Las otras dos son Espacio y Defensa, que acapara el 50% de la facturación, y Sistemas Inteligentes de Transporte, que aporta el 25%, lo mismo que la primera.

La actividad de los profesionales de Sevilla se centra en ciberseguridad, integración de sistemas (montaje de CPU o arquitecturas de cloud computing) y desarrollo de software (contenidos, portales...). Realizan proyectos llave en mano (llevan entre 25 y 30 en paralelo) para los sectores bancario, asegurador, de telecomunicaciones, administración pública y gran empresa. Cuentan con 15 clientes (consejerías, universidades, empresas medianas y grandes...) y su meta pasa por especializarse en tres líneas de negocio: sistemas orientados al medio ambiente, internet de las cosas e industria 4.0.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios