General Electric se retira de momento de la puja por Colonial

  • La compañía estadounidense no ha conseguido alcanzar un acuerdo de confidencialidad con la inmobiliaria para acceder a sus libros y "en este momento" ya no tiene interés en estudiar una oferta de compra

General Electric (GE) se retira hoy de forma temporal de la puja por Colonial, al anunciar que "en este momento" ya no tiene interés en estudiar una oferta de compra por la inmobiliaria, según ha informado hoy la corporación estadounidense a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía explica que no ha conseguido alcanzar un acuerdo con Colonial sobre los términos del acuerdo de confidencialidad necesario para acceder a los libros de cuentas de la inmobiliaria y estudiar una oferta. "Por ello, hemos concluido que, a fecha de hoy, ya no tenemos interés en realizar una 'due dillegence' sobre Colonial en este momento y hemos informado a Colonial de esta decisión", indica GE.

No obstante, General Electric deja abierta la puerta a un "posible interés futuro" por la inmobiliaria de la que Luis Portillo es primer accionista en alianza con terceros. "Nuestra decisión es sin perjuicio del posible interés futuro de GE en Colonial, individualmente o con otras potenciales partes interesadas", añade la norteamericana en su comunicación al supervisor del mercado.

La momentánea retirada de GE se registra una semana después de que el consejo de administración de Colonial decidiera permitir a esta compañía acceder a los libros de cuentas de la inmobiliaria.

General Electric hace oficial su merma de interés por Colonial justo un día después de que la compañía que preside Mariano Miguel decidiera abrir también sus cuentas a la tercera firma que ha revelado oficialmente su interés por la empresa, Investment Corporation of Dubai (ICD), el fondo de inversión del Gobierno de Dubai.


Gecina, también en segundo plano

De esta forma, GE se suma a la inmobiliaria francesa Gecina en su decisión de reducir el interés por Colonial y permanecer de momento en un segundo plano en el proceso abierto por la oleada de interés por la hacerse con la empresa desde su desplome en bolsa a finales de diciembre.

Este hecho provocó que una compañía con activos valorados en unos 13.600 millones de euros, entre los que destacan su cartera de inmuebles de distinta tipología, principalmente ubicados en París, Madrid y Barcelona y una participación del 15 por ciento como segundo accionista en FCC, presenta actualmente una capitalización bursátil de unos 2.700 millones de euros.

No obstante, Colonial tiene un endeudamiento de unos 8.600 millones de euros, de los que 6.100 millones de euros corresponden a un crédito sindicado con el que financió sus últimas operaciones corporativas. De hecho, en virtud de las cláusulas de este préstamo, cualquier cambio de control de la inmobiliaria debe contar con el visto bueno unánime de los cuatro bancos que lo concedieron (Royal Bank of Scotland, Calyon, Eurohypo y Goldman Sachs).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios