El Gobierno se compromete a ofrecer medidas para paliar la subida del petróleo

  • La Confederación Española de Transporte de Mercancías aboga por el diálogo en contra del paro.

Comentarios 13

El encarecimiento del petróleo afectó especialmente a los transportistas que, en pocos meses, han visto cómo se ha disparado el precio del carburante necesario para sus desplazamientos habituales. Al igual que los pescadores, y ante la falta de acuerdo con el ministerio de Fomento sobre medidas compensatorias por la subida de los precios de los carburantes, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de Mercancías (Fenadismer) decidió convocar un paro indefinido a partir de la medianoche del domingo, si bien la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), organización mayoritaria del sector, abogó hoy por el diálogo frente a la huelga. No obstante, y ante la intención de los transportistas de Fenadismer de dejar de circular a partir del lunes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió a seguir presentando ofertas para paliar la subida del precio del crudo. 

El líder del Ejecutivo confía en la posibilidad de que la negociación permita desconvocar la huelga prevista para el próximo lunes, y en León, donde visitó el Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas, mostró su confianza en los transportistas "porque todo el mundo sabe que es mejor que la actividad de un país continúe y que podamos tener una tranquilidad en el horizonte".

Pero si el paro se produce "lógicamente el Gobierno está preparado, como es su obligación", apuntó Zapatero. De hecho, el ministerio de la Presidencia constituyó un Comité de Coordinación y Seguimiento para estudiar la evolución de la huelga convocada por los transportistas, que en su primera reunión de hoy analizó el conflicto planteado por el 20% del sector al que representa Fenadismar.

Zapatero respeta las "expresiones de reivindicación" de los convocantes así como de otros sectores afectados por el alza de los precios de los carburantes, como pescadores y agricultores. Por eso, mostró la voluntad del Gobierno, "para poner las medidas de apoyo que sean razonables para llegar a acuerdos". 

Después de que ayer los transportistas catalanes se adelantaran a la convocatoria nacional y provocaran colas de hasta de 12 kilómetros en la AP7 a su paso por el peaje de La Roca del Vallès (Barcelona), con una marcha lenta, hoy la CETM aseguró que el transporte se ha podido desarrollar "con normalidad" durante todo el día, ya que las empresas del sector prestaron sus servicios de la forma habitual.

Precisamente esta organización, que representa a cerca del 60% de las empresas del sector se mostró hoy "absolutamente contraria al paro" convocado por Fenadismar ya que abogan por continuar con la negociación con la administración que les está dando resultados "positivos", como "la cláusula de revisión automática por subidas del precio del gasóleo, el incremento de los importes por paralización de los vehículos y el aumento de los planes de ayuda para la retirada incentivada de los autónomos".  

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) anunció hoy que apoyará la huelga porque según señalaron en un comunicado con conscientes "de la delicada situación que está viviendo el sector del transporte y comprende, entiende y respalda a todos los transportistas y a las asociaciones que los representan y que convocan este paro".

El lunes, altos cargos de los Ministerios de Fomento, de Economía y Hacienda y de Trabajo se reunirán con representantes del sector para seguir estudiando sus reivindicaciones. Por la tarde, habrá un encuentro entre miembros de la Administración, el Comité Nacional de los Transportistas y los representantes de los cargadores, y además, está previsto que el propio Comité se reúna también para estudiar la evolución de los paros convocados y la marcha de las negociaciones que la Administración mantiene con el sector. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios