El Gobierno facilitará el cambio de tipo variable a fijo en la reforma hipotecaria

  • La nueva Ley abaratará el trámite para que sea "casi sin coste"

  • De Guindos vaticina que los salarios se normalizarán de forma natural

Luis de Guindos, ayer, en Málaga. Luis de Guindos, ayer, en Málaga.

Luis de Guindos, ayer, en Málaga. / CarLos Díaz / Efe

El ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció ayer que se va a abaratar el cambio de un préstamo hipotecario a un tipo de interés variable a uno fijo, una medida que "favorecerá al consumidor", que no dependerá así de la evolución del Euríbor.

De Guindos, que ha participado hoy en un foro organizado por el diario Sur en Málaga, ha enmarcado esta medida en la Ley de Crédito Inmobiliario, en la que el Ejecutivo va a incidir en la transparencia en relación a los gastos y en la mejora de las condiciones para el consumidor.

Son préstamos a largo plazo y los tipos no van a estar siempre donde están actualmente"

Según explicó, prácticamente el 95% de las hipotecas en España están sujetas a tipos variables, ligadas al euríbor, y son préstamos a muy largo plazo, en torno a los 25 ó 30 años. Por ello, avisó: "Los tipos no siempre van a estar donde están actualmente".

"Ya incluso se empieza a hablar de endurecimiento de la política monetaria", apuntó el ministro, quien indicó que con esta ley el Gobierno va a "facilitar" que todo el volumen de hipotecas suscritas a tipo variable puedan pasarse a tipo fijo si el consumidor así lo decide y lo pacta con su banco u otro alternativo.

Tras recordar que en 1996 se daba la situación inversa en los tipos de los préstamos hipotecarios, De Guindos ha señalado que el Ejecutivo va a dar "una opción muy barata desde el punto de vista de coste" para que pueda producirse este cambio, si bien el tipo fijo sería concretado en una "negociación entre las partes", ha precisado.

Además de proporcionar este "canal prácticamente sin costes" para que el consumidor cambie el tipo que regula las cuotas de su hipoteca, en la Ley de Crédito Inmobiliario se velará por que "la transparencia sea absoluta" en relación a todos los gastos y cláusulas complejas. De esta forma se pretende "evitar la opacidad", que fue "la fuente de la nulidad" que declaró tanto el Tribunal Supremo como el de Justicia de Luxemburgo en relación a las cláusulas suelo, ha manifestado.

El objetivo es mejorar las condiciones para el consumidor a la hora de una amortización anticipada o para que se permita el cambio de préstamo de una divisa extranjera al euro sin penalización.

Por otra parte, en el mismo foro, Luis de Guindos vaticinó que se va a producir una "normalización" de la evolución de los salarios "de forma natural, sin necesidad de ningún tipo de intervención por parte del Gobierno" porque la situación de la economía "no tiene nada que ver" con la de hace cinco años.

Para el ministro, este proceso se va a dar "a niveles mayores" que en el periodo 2011-2013, pero "simultáneamente teniendo en cuenta cuáles son las circunstancias del país", con una tasa de paro "elevadísima", del 18%, y un nivel de inflación del 1,5%. De Guindos hizo hincapié en que la situación de la economía española es diferente de la que había hace cinco, seis o siete años, cuando España estaba "al borde del colapso", por lo que confía en que esta mejora se refleje en el mercado laboral.

En cuanto a la subida de salarios, ha precisado que las negociaciones corresponden a los interlocutores sociales y que el Gobierno "no fija" los sueldos de las empresas privadas, sino que establece el marco general fiscal, punto en el que ha aludido al acuerdo con Ciudadanos para elevar el mínimo exento de IRPF de 12.000 a 14.000 euros. Ha apuntado que uno de los "errores" habituales en economía es considerar que todo se comporta de forma homogénea y, en el caso del empleo, "hay sectores que pueden subir más los salarios que otros", ha referido.

Cuestionado sobre el riesgo de que se produzca una segunda burbuja inmobiliaria, el ministro dijo que le parece "un poco prematuro" que se haga esta afirmación, y aludió al "ajuste" sufrido por el sector, con caídas de precio de más de un tercio y la reducción del peso de la construcción residencial en la economía a más de la mitad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios