Economía

El Gobierno rebajará el salario de sus miembros y la pensión de los ex presidentes y ex ministros

  • Los miembros del Ejecutivo cobran en 12 pagas y no tienen extra, por lo que el ajuste se hará sobre el salario bruto. La reducción significará un 7,1%.

Comentarios 44

El Ejecutivo de Mariano Rajoy reducirá la pensión que reciben los ex presidentes del Gobierno en la parte proporcional a la paga extra de Navidad que se van a dejar de percibir todos los empleados públicos, según han adelantado fuentes del Palacio de la Moncloa.

Los cuatro ex presidentes del Gobierno iban a recibir este año 74.580 euros cada uno, un 5,6 por ciento menos que el año pasado, según se recoge en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012. Ahora verán recortada esa retribución en la parte equivalente a esa paga extraordinaria de los funcionarios.

Esta medida también se aplicará a los ex ministros, que cobran una pensión indemnizatoria al finalizar su mandato por un máximo de dos años. Eso sí, el decreto ley que se aprobará este viernes hará incompatible el cobro de esa indemnización de ex alto cargo con cualquier otro sueldo.

Son varios los miembros del Gobierno de Zapatero que hasta ahora tienen una doble remuneración, como ex ministros y diputados. Entre otros, figura el actual secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y otros ex ministros como José Blanco, Francisco Caamaño, Antonio Camacho, Trinidad Jiménez, Valeriano Gómez, Ramón Jáuregui o Manuel Chaves.

La pensión indemnizatoria a los ex ministros tiene su origen en la Ley de Presupuestos de 1981, que señala que los miembros del Gobierno tienen derecho a percibir el 80 por ciento de su sueldo durante el mismo tiempo que hubiesen estado al frente del Departamento, con un límite de dos años.

Rajoy y sus ministros de bajan el sueldo

Asimismo, el decreto ley que aprobará este viernes el Consejo de Ministros incluirá una reducción de salario de los miembros del Gobierno de Mariano Rajoy en la "parte equivalente" a la paga extra de Navidad que se quitará a los empleados públicos.  El presidente del Gobierno cobra 78.185,04 euros al año distribuidos en 12 pagas, mientras que la vicepresidenta tiene un salario de 73.486 euros. Los Presupuestos para este año fijan el sueldo a los ministros en 68.981 euros.  Ahora tendrán una reducción de sueldo del 7,1 por ciento, porcentaje proporcional a la extra de navidad que van a dejar de recibir los funcionarios, han indicado fuentes gubernamentales.

Reducción de moscosos y ajuste de los liberados sindicales

El presidente del Gobierno avanzó ante el Pleno del Congreso que la suspensión de la segunda paga extraordinaria será compensada en 2015 en el caso de los funcionarios y empleados públicos con la "correspondiente aportación en forma de fondo de pensiones". Aparte de quitar esta paga extra, Rajoy avanzó que reducirá los moscosos y ajustará el número de liberados sindicales a lo estrictamente dispuesto en la ley. Estas medidas se incluirán en el decreto ley que aprobará mañana el Consejo de Ministros y que se convalidarán previsiblemente en la última semana de julio

Los grupos piden la supresión de la extra de Navidad para los diputados

Todos los grupos parlamentarios del Congreso han solicitado este jueves al presidente de la Cámara, Jesús Posada, que suprima la paga extra de Navidad a los diputados, en aplicación de la medida anunciada este jueves en este sentido para los funcionarios públicos por el presidente del Gobierno.

Esta petición ha sido formulada en un escrito dirigido al presidente del Congreso, firmado por los portavoces de los siete grupos parlamentarios: PP, PSOE, CiU, PNV, Izquierda Plural, UPyD y UPN, en nombre del Grupo Mixto.

En el texto, los portavoces solicitan al presidente que "en el ejercicio de sus competencias, tal y como recoge el reglamento de la Cámara, adopte las medidas oportunas para que, en términos de igualdad con la medida que afectará a los funcionarios públicos anunciada durante el pleno de ayer, se proceda a la supresión de la asignación extra que los miembros de la Cámara reciben en el mes de diciembre de 2012".

El PSOE y UPyD exigieron previamente al presidente Mariano Rajoy y a sus ministros que se bajen el sueldo

El PSOE y UPyD exigieron previamente al presidente Mariano Rajoy y a sus ministros que se bajen el sueldo entre un 7 y un 8 por ciento en consonancia con lo que exigen a los funcionarios y dado que los miembros del Gobierno no tienen paga extra como la que se va a suprimir en Navidad a todos los empleados públicos. 

Conforme a los Presupuestos Generales, el presidente del Gobierno, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y los ministros cobran su sueldo "en 12 mensualidades, sin derecho a pagas extraordinarias". No ocurre lo mismo a partir de los secretarios de Estado, que sí disfrutan de pagas.   A la vista de que Rajoy anunció este miércoles la supresión de la paga de Navidad para todos los funcionarios y que incluso pidió hacerlo extensivo a diputados y senadores, como se aplicará, tanto el PSOE como UPyD han pedido que el Gobierno también haga lo mismo.  "Pedimos al Gobierno que se baje el sueldo un 8% ya que no tiene paga extra de Navidad y no se la pueden suprimir como a los funcionarios", ha anunciado el PSOE a través de un mensaje en la red social Twitter. 

Rosa Díez, portavoz de UPyD, ha pedido extender el recorte a los miembros del Gobierno, aunque en su caso la rebaja de sueldo debería rondar el 7 por ciento. "Si a los demás les quitan una paga, lo mismo debería hacer el Gobierno", sostiene.

El recorte para parlamentarios, en marcha

Mientras tanto, los distintos grupos parlamentarios tiene previsto formalizar de inmediato la petición a las Mesas del Congreso y del Senado para que, en su próxima reunión conjunta, aplique esa rebaja a los diputados y senadores mediante la no disponibilidad de la cuantía prevista para la paga de Navidad en los Presupuestos de este año.  Rosa Díez cree que también sería adecuado repescar otros debates pendientes sobre el régimen retributivo de los políticos y las incompatibilidades de los parlamentarios porque "antes de rebajar derechos en su conjunto a toda la sociedad, hay que eliminar privilegios".  "No es un problema cuantitativo, sino cualitativo, de calidad democraática -sostiene--. Si no lo hacemos, no debiéramos tener valor para pedírselo a los ciudadanos". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios