El Gobierno rescata el plan prever para los vehículos de más de 15 años

  • El nuevo Plan VIVE apoyará la financiación del nuevo coche, se prolongará dos años y se pondrá en marcha en los próximos 45 días

Comentarios 1

El Gobierno ha decidido accedido a las peticiones de los fabricantes y vendedores de coches para reactivar el mercado con la recuperación del Plan Prever, aunque maquillado con altas dosis de ecologismo y sólo para los vehículos de más de quince años y no diez como en el anterior. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció hoy la puesta en marcha de un nuevo Plan que tendrá dos años de vigencia y que servirá para financiar la adquisición de nuevos vehículos con el objetivo de rejuvenecer el parque automovilístico español y que recibirá el nombre de Plan VIVE (Vehículo Innovador-Vehículo Ecológico).

  El desplome de las ventas del sector automovilístico español ha llevado al Gobierno rescatar el antiguo Plan Prever con el objetivo de cambiar el coche viejo por otro nuevo, atendiendo a las peticiones del sector. Este sería el tercer plan oficial en 14 años para renovar el parque automovilístico español, uno de los más viejos de Europa.

  Del Plan Renove hubo dos fases, una en 1994 con la deducción de 100.000 pesetas para la baja de vehículos de más de 10 años y otro entre 1994 y 1995 con deducción de 80.000 pesetas para bajas de vehículos con más de 7 años de antigüedad. En total se acogieron a ellos un total de 306.386 coches.

  Después vino el Plan Prever que ha estado en vigor más de 10 años, desde el 11 de abril de 1997 hasta el 1 de enero de 2008. Consistía inicialmente en una deducción lineal de 480 euros del impuesto de matriculación cuando se adquiría un automóvil nuevo y se daba de baja para el achatarramiento un coche de más de diez años. El 1 de enero de 2001, el Gobierno amplió este programa con una subvención de 721 euros en los casos de sustitución de un vehículo de gasolina con plomo por otro que consumiera combustible sin plomo, y en 2004 incluyó los vehículos de segunda mano con una antigüedad menor de cinco años. En 2006 el Ejecutivo estimó que el programa había cumplido su función y fijó su fecha de desaparición definitiva para el día 1 de enero de 2008. En total, 3.340.290 vehículos se acogieron al este Plan de ayuda.

  Ahora ante el frenazo de ventas que está sufriendo el sector, que ha visto como las matriculaciones han caído un 14% desde enero y un 24% sólo en el mes de mayo, el Gobierno ha anunciado un nuevo plan que se pondrá en marcha antes de agosto con el objetivo de dar un nuevo impulso al sector. 

  El Plan VIVE (Vehículo Innovador-Vehículo Ecológico), que fue anunciado hoy hoy el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en una comparecencia en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso, tendrá una vigencia de dos años y se pondrá en marcha en los próximos 45 días. Mediante este Plan se subvencionará parte de los costes de financiación para la adquisición de un nuevo vehículo "con la condición de que el receptor de la ayuda retire y achatarre otro vehículo de su propiedad con más de quince años en circulación.

  Las ayudas se dirigirán a la adquisición de vehículos con emisiones de menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro. El ministro de Industria asegura que plan "ayudará a suavizar el ajuste que se está produciendo en el sector de la automoción" y "favorecerá el mantenimiento de la actividad, tanto por el impacto directo en la demanda de coches nuevos como por ayudar a evitar un indeseable deterioro en las expectativas de los agentes". 

  El Gobierno confía que el plan de renovación del parque automovilístico contribuya a la reducción de emisiones de dióxido de carbono, ya que los nuevos vehículos tiene incorporados avances tecnológicos que los hacen "más eficientes y menos contaminantes". "Se contribuirá a un cierto ahorro energético por kilómetro recorrido", afirmó.

  Junto a esto, el ministro de Industria subrayó que la reducción de la edad media de los vehículos "contribuirá a mejorar los resultados en la lucha del Gobierno para reducir la siniestralidad vial".

  La medida anunciada hoy forma parte de las iniciativas a corto plazo del Ministerio de Industria para combatir la desaceleración y estimular el consumo, en un momento marcado por "una demanda doméstica más débil", explicó Sebastián.

  Si bien "a medio plazo" se lanzarán medidas para modernizar el tejido industrial para mejorar la competitividad y elevar el valor añadido de los productos, el Gobierno tiene previsto impulsar de forma más inmediata medidas de estímulo de la demanda interna y del consumo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios