González Byass desembarca en una reconocida bodega de Chile

  • Se hace con una participación mayoritaria de la firma Veramonte La operación permite a la empresa jerezana dar el salto a la elaboración de vinos fuera de España

González Byass ha adquirido una participación mayoritaria en la empresa Veramonte, una de las bodegas más reconocidas y prestigiosas de Chile tanto por la ubicación de sus viñas como por la calidad de sus vinos.

Sus marcas Neyen, Primus, Ritual y Veramonte, distribuidas en 37 países, destacan entre los vinos premium del país sudamericano y cuentan con una posición de liderazgo en el mercado de Estados Unidos.

Según informó la compañía bodeguera jerezana en un comunicado, Veramonte dispone de dos bodegas de elaboración y 600 hectáreas de viñedo repartidas entre algunos de los valles más valorados del país como Casablanca y Colchagua, así como en el recóndito y muy reconocido valle de Apalta. Con esta adquisición, González Byass da el salto a la elaboración de vinos fuera de España, reforzando su estrategia de internacionalización, al tiempo que amplía y enriquece su portafolio de marcas, según apuntó la compañía en el comunicado difundido ayer.

La empresa informó que las familias Rojas y Huneeus, titulares de Veramonte hasta la fecha, mantienen su vínculo con la compañía, lo que facilita aunar su amplia experiencia elaborando vinos de calidad en Iberoamérica con la capacidad de distribución internacional de González Byass.

En este sentido, la nueva adquisición permite a la empresa jerezana reforzar la actividad de su compañía distribuidora en Estados Unidos (González Byass USA) ampliando su portafolio con las destacadas marcas de Veramonte.

Esta iniciativa inversora se suma a la reciente entrada de González Byass en la denominación de origen Rías Baixas adquiriendo Pazos de Lusco que, unido a su presencia en Jerez, Arcos, La Rioja, Somontano, Penedés, Castilla-La Mancha y Rueda, conforma una de las ofertas más amplias y destacadas del ámbito bodeguero español.

La compañía cerró 2015 con una facturación bruta de 211,2 millones de euros, de los que más del 60% se generaron fuera de España. El Ebitda de la compañía fue de 20 millones de euros lo que, comparado con una deuda bancaria de 7,4 millones, arroja un ratio deuda-Ebitda de 0,37.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios