Grecia aprueba su austero presupuesto marcado por la división en el Gobierno

  • Papademos advierte de que el "esfuerzo nacional no acabará en 2012, pues continuará muchos años".

El Parlamento griego ratificó hoy con una abrumadora mayoría el presupuesto para 2012, que recorta severamente el gasto público y consolida la política de austeridad exigida por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para seguir ayudando al país a combatir su enorme deuda.

Aunque la mayoría que suman socialistas, conservadores y la ultraderecha que respalda al Gobierno del primer ministro Lukás Papadimos permitió sacar adelante el proyecto sin sobresaltos, los partidos de la coalición demostraron durante el debate que las fisuras en la coalición son muy profundas.

Un total de 258 de los 299 diputados que participaron en la votación, de los 300 legisladores que componen el Parlamento, dieron el "sí" a las nuevas cuentas públicas, mientras que 41 diputados del Partido Comunista y la Coalición de la Izquierda Radical junto a los independientes progresistas se opusieron.

"El esfuerzo nacional no acaba en 2012. Durará por muchos años", avisó Papademos en su intervención ante el hemiciclo, pidiendo a los diputados un esfuerzo por mantenerse unidos en torno al Gobierno de coalición.

"No estamos bajo supervisión de la Troika (que componen la UE, el FMI y el Banco Central Europeo (BCE), sino bajo supervisión de la Historia", dijo el primer ministro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios