Grecia prepara un "plan exprés" para mejorar su imagen

  • El ministro alemán de Economía, Philipp Rosler, ha reiterado que una posible salida del euro del país heleno ya no asusta porque "se ha perdido el horror".

El primer ministro de Grecia, Andonis Samarás, prepara una "ofensiva de verano" para mejorar la imagen de su país acelerando privatizaciones, adelantando medidas de recorte y reuniéndose con varios líderes europeos para convencerles de su determinación, informa la prensa local. Según el diario Kathimerini, Samarás dispone de 40 días para convencer a los representantes de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional a que den su visto bueno para que Grecia cobre el tramo de 31.000 millones de euros del plan de rescate de 130.000 millones de euros, aprobado el pasado febrero.

El primer paso de la iniciativa sería adelantar varias medidas de recortes, inicialmente previstas para 2013, con el objetivo de limitar el "agujero" de ingresos provocado por una recesión económica que resulta ser más grave de lo inicialmente previsto. Estas medidas incluirían la reducción de las pensiones y una nueva reducción de los salarios de los funcionarios.

Otro paso es la aceleración de las privatizaciones, exigida con insistencia por los acreedores desde el primer plan de rescate. Hasta ahora no se ha producido ni una sola venta de una empresa pública, lo que ha provocado el malestar de los representantes de la troika internacional. Samarás quiere privatizar rápidamente la compañía pública de apuestas y de loterías, así como el terreno del antiguo aeropuerto internacional de Atenas en Helinikon.

El tercer paso de la "contraofensiva" del primer ministro griego es adoptar en el Parlamento, con procedimientos de urgencia, todavía en el mes de agosto, las fusiones de 200 organismos públicos. Junto a esto, Samarás prevé cambiar las disposiciones de la ley sobre las inversiones para atraer capitales extranjeros. También quiere liberalizar una serie de profesiones, como las de camioneros, taxistas, farmacéuticos y notarios.

Una vez tomadas todas estas medidas, Samarás quiere reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, Francois Hollande, para convencerles de una prórroga al periodo de ajustes para Grecia.

Alemania no teme ya la salida de Grecia del Euro

El ministro alemán de Economía, Philipp Rosler, ha reiterado que una eventual salida de Grecia del euro ya no asusta y que "se ha perdido el horror" que producía esa posibilidad. Rosler, en declaraciones a la emisora Deutschlandfunk, consideró que, en caso de una inminente insolvencia griega, el país debe decidir si sigue o no en el euro, y se mostró convencido de que la salida de Grecia del euro no produciría una efecto dominó en la eurozona.

No es la primera vez que el ministro alemán de Economía se refiere a la crisis griega y a la posibilidad de que Grecia tenga que salir del euro. En unas declaraciones del pasado jueves a la televisión alemana, Rosler dijo que las ayudas a ese país estaban supeditadas a un cumplimiento de los compromisos de ajuste, aún en el caso de que el país balcánico estuviera al borde de la insolvencia.

El ministro de Finanzas del estado federado de Baviera, Markus Soder, dijo recientemente que Grecia debía abandonar la eurozona si no estaba dispuesta a cumplir sus compromisos de ajuste fiscal.

La Confederación Alemana de Cámaras de Industria y Comercio (DIHK) alemana ha reaccionado con críticas ante la discusión en Alemania sobre una posible salida del euro de Grecia. El gerente de la DIKH, Martin Wannsleben, dijo en declaraciones a medios alemanes, que una salida de Grecia del euro sería una señal negativa para la estabilización de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios