Heineken unificará desde enero los beneficios laborales de 9 convenios

  • El acuerdo colectivo aporta importantes novedades, como un plan de pensiones o salario variable para todos los empleados del grupo cervecero

  • El trabajador elegirá su bolsa social

Un operario trabaja en la fábrica del grupo Heineken en Sevilla. Un operario trabaja en la fábrica del grupo Heineken en Sevilla.

Un operario trabaja en la fábrica del grupo Heineken en Sevilla. / Archivo

Desde enero de 2018, dentro de unos días, todos los beneficios de los trabajadores del grupo Heineken en España estarán bajo el paraguas de un único convenio colectivo, una vez que han ido entrando en vigor paulatinamente sus diferentes aspectos en los últimos meses.

Se trata de un hito importante para el grupo cervecero, que desde el año 2005 negociaba unificar los hasta 9 convenios colectivos que tenía, heredados de las distintas compañías que, mediante fusiones, se han integrado en Heineken España, entre ellas la compra en el año 2000 de Cruzcampo. Y desde la compañía, tras doce años de conversaciones, han decidido revisar íntegramente el convenio y hacerlo "para llevarlo a un punto de modernidad" y mediante "una proposición de valor" para los empleados y con "visión de futuro", destaca en declaraciones a este diario Amalia Rodríguez Dacal, directora de Recursos Humanos de Heineken España.

La parte variable de la remuneración estará sujeta a una evaluación del desempeño

Una de las principales novedades que este primer convenio único de la cervecera es que todos y cada uno de los empleados contarán con un plan de pensiones, lo que a juicio de la directiva sitúa a su compañía de manera aventajada respecto a la competitividad en el sector. Este plan de pensiones puede llegar a representar aportaciones de hasta el 5% del salario si el trabajador también colabora y participa en el capitalización.

También contarán los empleados con un seguro de vida con unas cantidades muy elevadas, que llegan a dos, cuatro y hasta seis anualidades.

Una segunda apuesta de modernidad es la de contar con una bolsa de coberturas sociales flexible, en la que el empleado podrá elegir a qué dedica los recursos que tiene disponible. Entre los beneficios que pueden elegir está el seguro médico, planes de formación o ayudas para guarderías, entre otras. "Será siempre el empleado el que tenga esa capacidad de decisión, que es lo que hace el convenio sitúe al empleado en una posición más responsable sobre su propia oferta retributiva", recalca la directiva.

En tercer lugar, la retribución será variable también para toda la plantilla y sujeta a una evaluación del desempeño y al cumplimiento de objetivos, como ya ocurría para los cuadros directivos.

La propia compañía considera un avance para la búsqueda de la excelencia el sistema de retribución variable para los empleados.

Desde la perspectiva de la compañía, la empresa "gana en flexibilidad en la operativa, sobre todo en la de fabricación y producción, que permitirá atender mejor las necesidades regionalizadas de nuestros mercados actuales", afirma Rodríguez Dacal.

El nuevo convenio también modifica la clasificación profesional, "acercándola mucho más a los perfiles de los puestos que la compañía necesita".

Se trata, explica la directora de Recursos Humanos de dotar a empresa y trabajadores de un "marco regulatorio mucho más modero y mucho más cercano al mundo actual".

"Para una empresa centenaria como ésta, con una fuerte carga industrial y con empleados que tienen distintos orígenes por los procesos de fusión vividos, tener un único convenio con esta proposición de valor tan moderna nos parace un hito", afirma Amalia Rodríguez Dacal.

La unificación permite, además, avanzar en el principio de equidad, porque aunque desde 2005 existía un documento regulador extraestatutario, los beneficios de los trabajadores estaban repartidos en los citados nueve convenios y había discriminación entre empleados, además de dificultar la gestión. Con este nuevo convenio único, que entró en vigor a comienzos del verano, pero cuyos efectos serán plenos para todos los aspectos desde enero de 2018, especialmente a posibilidad de que el empleado elija a qué cuestión específica dedica esa bolsa de beneficios sociales.

El nuevo convenio beneficia a los más de 1.800 trabajadores de Heineken España, de los que 732 tienen su puesto de trabajo en Andalucía, entre los centros productivos de Sevilla y Jaén y la red de distribución y comercialización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios