Hyundai desiste de comprar Vitelcom y deja en el aire el futuro de 300 empleados

  • La multinacional coreana abandona el proyecto para hacerse con la fábrica malagueña, para la que la Junta buscará más opciones

Comentarios 6

Tras un año y medio de conflictos laborales y promesas incumplidas, el futuro de Vitelcom vuelve a estar en el aire. La multinacional coreana Hyundai anunció ayer que no adquirirá la fábrica malagueña de teléfonos móviles ni se quedará con sus casi 300 empleados, pese a que se había comprometido a ello y tenía la venia de la Junta de Andalucía, los trabajadores, los administradores concursales y hasta del juez de lo Mercantil, que dio el visto bueno a la operación el 6 de febrero.

Fuentes cercanas a la operación apuntan que el principal motivo ha sido la tardanza del juzgado malagueño en ofrecerles una respuesta, e incluso señalan que Hyundai, junto a un promotor catalán y otros socios extranjeros, baraja levantar la planta para fabricar paneles solares en otro punto de España. En cualquier caso, la oferta de la multinacional coreana en Málaga se ha quedado en humo y los trabajadores están ya más que quemados.

Los representantes del comité de empresa se reunieron ayer con los administradores concursales y, posteriormente, con los empleados, que esperan una solución desde hace 15 meses. Los administradores concursales han asegurado a los trabajadores que la empresa -con una deuda de 240 millones- se ha quedado sin liquidez y que sólo pagará medio mes de abril. Los 287 empleados han dejado de estar vinculados a la empresa desde el pasado lunes.

Fuentes de la Junta de Andalucía reconocieron ayer el fracaso de la operación con Hyundai y aseguraron que buscan otras opciones. Sin dar nombres, fuentes del comité de empresa apuntan a Isofotón como posible comprador -la única empresa que presentó una oferta junto con Hyundai- e incluso se habla de que representantes de una empresa que trabaja para el Gobierno autonómico se reunieron ayer con empresarios en Barcelona para buscar nuevas opciones. José Guerra, secretario del sector minero metalúrgico de CCOO en Málaga, señaló en la asamblea que los administradores concursales estudian la posibilidad legal de demandar a Hyundai, ya que ésta se comprometió a abonar 3 millones de euros, un hecho que no se ha producido.

Pero ahora todo son especulaciones. Lo único cierto es que los empleados de Vitelcom están en el paro y que nadie sabe qué va a pasar con la empresa. Los trabajadores se sienten engañados tanto por Hyundai como por la Junta de Andalucía, por lo que el comité de empresa decidió encerrarse con carácter indefinido en las naves de la compañía hasta que se llegue a una solución satisfactoria, para lo que pidió la colaboración del resto de empleados. La mayoría de los ya ex trabajadores de Vitelcom incluso reclamaron echarse a la calle y manifestarse. El próximo jueves se celebrará una nueva asamblea y se estudiarán nuevas medidas de presión, probablemente, más drásticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios