El Íbex se tiñe de rojo en la primera sesión del año y Abengoa cae un 5,2% en su estreno

  • El selectivo apenas aguanta el nivel de los 15.000 puntos por la caída en banca y construcción

El parqué madrileño cerró la sesión de ayer con una caída del 1,18 por ciento, con lo que el Íbex 35 estuvo a punto de retroceder más allá del nivel de los 15.000 puntos en su primera jornada del año 2008, arrastrado por el mal comportamiento del sector bancario y de las constructoras, marcadas por la ausencia de Colonial, que no cotizó en todo el día.

El selectivo español se situó en 15.002 puntos, mientras el Índice General de la Bolsa de Madrid perdió un 1,05 por ciento, hasta situarse en 1.614. Tanto Abengoa como Grifols, que se estrenaban en el Íbex, sufrieron recortes del 5,22 y del 1,3 por ciento hasta 22,9 y 15,2 euros, respectivamente. La compañía andaluza fue la segunda que más perdió, por detrás de Sacyr, que se dejó el 5,3 por ciento.

Precisamente la desconfianza en torno a la situación de Colonial arrastró al conjunto del sector inmobiliario y constructor, en el que destacan Acciona y Ferrovial, con descensos del 3,6 y el 3,2 por ciento, o Martinsa-Fadesa, que retrocedió el 3,6 por ciento. Los bancos, por su parte, se vieron afectados por la caída de Santander, una de las mayores empresas por capitalización del selectivo, que bajó un 1,35 por ciento entre rumores sobre una posible oferta de compra a la entidad financiera británica A&L.

Ante esta ola de pérdidas, que también afectó a las principales plazas europeas como Fráncfort (-1,47 por ciento), Londres (0,6 por ciento menos), París (-1,14) y Milán (-1,35), llevó a los inversores a refugiarse en valores como Sniace, la firma que más subió (el 12,7 por ciento más, hasta 2,8 euros), o Funespaña, que cerró a 5 euros, un 10 por ciento más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios