Inés Rosales duplicará la producción para afrontar el salto a Japón y China

  • La centenaria firma sevillana de dulces artesanales invertirá 3 millones en una nueva línea de fabricación con la que alcanzará el millón de cajas de tortas al año

El ajonjolí, la matalahuga (anís) y, por supuesto, el aceite de las legendarias tortas de la empresa sevillana Inés Rosales están seduciendo día a día a un creciente número de consumidores en todo el mundo. La compañía fundada en 1910 en Castilleja de la Cuesta por la empresaria que le dio su nombre, y que hoy día tiene su sede en Huévar, también en Sevilla, se va a ver obligada por ello a aumentar sustancialmente su capacidad productiva para afrontar con garantías su hasta ahora exitoso salto internacional iniciado en 1995.

Juan Moreno, primer directivo de la compañía familiar desde hace más de dos décadas, explica que los once mercados exteriores en los que ya está presente -Estados Unidos, México y nueve países europeos- se van a ampliar con otros dos que considera clave: China y Japón. "Estamos trabajando intensamente con Extenda para abordarlos con garantías y eso supone al menos dos años de trabajo. Pero para ello, y para atender adecuadamente a los países en los que ya vendemos, es necesario también que estemos listos para hacer frente a una demanda potencial de cientos de millones de personas", explica en alusión al creciente poder adquisitivo en esos lugares, sobre todo en China.

Inés Rosales produce actualmente unas 600.000 cajas al año de su producto estrella, la torta de aceite, y quiere que en el segundo semestre de 2008 esté ya operativa una tercera línea de fabricación en la que prevé invertir tres millones de euros. Con ello aumentará el volumen hasta el millón de cajas, el 66 por ciento más.

"El mensaje que nos envía el mercado es que nuestra apuesta por un producto natural y artesano es la adecuada. A ello hay que añadir la suerte que hemos tenido con nuestros distribuidores y que ha contribuido a que el porcentaje de ventas que obtenemos en el exterior haya pasado del 20 por ciento de 2006 al 28 de este año".

Los números también siguen siendo dulces para la firma, que cerrará 2007 superando sus previsiones de ventas (16 millones frente a los 15,4 presupuestados) y que prevé crecer un 40 por ciento en 2008, si entra en operación al completo esa tercera línea, para alcanzar los 22,4 millones.

Con respecto al mercado español, Moreno considera "insuficiente" el crecimiento del 4 por ciento registrado en este año y se propone abordar el nuevo mercado de la inmigración que está surgiendo en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios