Insur concentrará en Málaga el 30% de su actividad inmobiliaria

  • La empresa ya ha desarrollado en la Costa del Sol 1.200 viviendas en dos décadas y planea otras 300 en Marbella y Málaga

El grupo inmobiliario sevillano Insur, una de las empresas más fuertes del sector en Andalucía y cotizada en Bolsa, considera a Málaga un "área preferente" en su estrategia presente y futura y esto le llevará a concentrar el 30% de su actividad global en esta provincia. Así lo anunció ayer por la tarde el presidente de la compañía, Ricardo Pumar, ante un centenar de empresarios y expertos inmobiliarios en un acto en la capital malagueña en el que se celebró el veinte aniversario de la entrada de esta firma en la provincia.

"Málaga representa uno de los mercados con más potencial de crecimiento en España y acapara el 20% de las ventas a extranjeros en todo el país", resaltó Pumar, quien anunció que Insur tiene en su cartera a corto y medio plazo la realización de 300 nuevas viviendas en tres promociones en Marbella y Málaga capital con las que prevé obtener unos ingresos que rondan los 100 millones de euros.

El directivo recordó que Insur llegó a la provincia malagueña en 1997 tras adquirir una gran bolsa de suelo urbanizado de 100.000 metros cuadrados de techo en Marbella, donde han desarrollado cerca de 900 viviendas y un centro comercial. Posteriormente han realizado una promoción de 352 viviendas, locales y aparcamientos en Málaga capital junto a la estación ferroviaria María Zambrano o proyectos en Churriana. En total, Insur ha ejecutado en estos últimos 20 años 1.200 viviendas y el mencionado centro comercial en Málaga, aunque cree que ha llegado el momento de expandir aún más su presencia. De hecho tiene sendas oficinas en Marbella y Málaga con un total de 19 empleados, que se suman a la sede central en Sevilla y a otra delegación en Madrid.

Insur fue constituida en 1945 en Sevilla con un capital social de 10 millones de pesetas y empezó a operar en junio de 1946 comprando parcelas en la hispalense avenida República Argentina. Setenta años después, Pumar señaló que hay una serie de elementos que hacen diferente a esta empresa y les ha permitido crecer y sobrevivir tras la fuerte crisis sufrida en el sector inmobiliario. Uno de ellos es que, según el presidente de Insur, tienen una "orientación a largo plazo" y una estrategia de negocio "sensata y razonable en un sector con la mayor mortalidad empresarial del país, con un mercado muy cíclico con grandes riesgos". Una de las claves del éxito es que tienen una amplia actividad patrimonial que le genera notables recursos "para defendernos mejor". El año pasado, por ejemplo, ingresaron 11,8 millones de euros por arrendamientos de oficinas, locales comerciales o aparcamientos en Sevilla, Huelva, Córdoba, Madrid y Marbella. Según se recoge en el informe anual de 2015 de la entidad, todo ese patrimonio está valorado en 298 millones de euros. En ese mismo informe explican que esta actividad vuelve a repuntar, que están cerrando nuevas operaciones y que la tasa de ocupación se ha elevado hasta el 70% permitiendo, a su vez, una estabilización en los precios.

Pumar también destacó que Insur es una empresa con un reducido endeudamiento -171 millones de euros en 2015, siendo la inmensa mayoría a largo plazo- y un patrimonio neto de 78,4 millones de euros, lo que representa el 25% del activo. Cotiza en Bolsa desde 1984 y, según el presidente, "no se arrepienten" pese a las ventajas e inconvenientes que supone estar en el mercado de valores. Recalcó que "nunca hemos considerado el suelo una mercadería, por lo que solo compramos el necesario para crecer y no para comerciar, siendo siempre de uso finalista" y defendió las buenas perspectivas del sector.

En este sentido, su plan estratégico entre 2016 y 2020 contempla una inversión de 70 millones de euros en nuevos activos y en adecuación de los ya existentes, así como un crecimiento en todas sus áreas de actividad. Se marcan como objetivo, dentro del área patrimonial, pasar del 70% al 90% de ocupación, llegando a ingresar 17,2 millones en 2020; o, en la línea de promoción, entregar 2.500 viviendas en cuatro años con una cifra de negocio gestionada de 630 millones de euros. El grupo Insur facturó 55,8 millones de euros en 2015, con un ebitda de 16,9 millones y un resultado neto de 5,7 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios