Italia y Francia ralentizan el crecimiento de la Eurozona

  • Los países del euro elevan su PIB sólo un 0,2%, menos de lo esperado Alemania sigue tirando del carro y España se comporta bien

El producto interior bruto (PIB) de la Eurozona creció sólo un 0,2% entre enero y marzo de 2014, una tasa de expansión idéntica a la registrada el último trimestre del año pasado, pero inferior al 0,3% que había previsto la Comisión Europea, según el dato preliminar publicado ayer por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

Este dato es un "recordatorio de que la recuperación en marcha va a ser gradual y que no puede haber margen para la complacencia o la relajación en la determinación para mantener las reformas estructurales para impulsar la competitividad y la creación de empleo", según afirmó el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O'Connor

En el conjunto de la UE, la tasa de crecimiento durante el primer trimestre fue del 0,3%, por debajo del 0,4% registrado entre octubre y diciembre de 2013.

El débil crecimiento se explica sobre todo por los malos resultados de Francia e Italia. La economía francesa se estancó (0,0%) entre enero y marzo, frente al crecimiento del 0,2% del último trimestre de 2013. Por su parte, Italia se contrajo un 0,1% frente a la expansión del 0,1% del trimestre anterior.

Además, Holanda pasó de un crecimiento del 1% entre octubre y diciembre a una contracción del 1,4% durante el primer trimestre del año. También retrocedieron Estonia (-1,2%), Chipre y Portugal (-0,7%) y Finlandia (-0,4%).

En contraste, la economía alemana se aceleró del 0,4% al 0,8%, mientras que España pasó del 0,2% al 0,4%. Reino Unido crece un 0,8%, una décima más que el trimestre anterior. Para el Ejecutivo comunitario, estos datos reflejan un "panorama desigual". "Entre las grandes economías de la UE, Reino Unido y Alemania crecen más de lo calculado por la Comisión, Italia y Francia van peor y España en la línea de lo previsto", aseguró O'Connor.

Bruselas sostiene además que los malos resultados registrados en Holanda y Portugal "se deben sobre todo a factores extraordinarios". Por otro lado, la recesión en Chipre está siendo mucho más suave de lo que se había pronosticado (-0,7% frente a -2,5%) y las economías del centro de Europa se recuperan con más fuerza de lo previsto: Polonia y Hungría crecen un 1,1%, la cifra más alta de la UE y Eslovaquia un 0,6%, según ha apuntado el portavoz.

El Banco Central Europeo (BCE), por otro lado, reiteró ayer en su boletín mensual que "actuará con rapidez, si fuera necesario" y relajará más la política monetaria para afrontar los riesgos de un periodo de baja inflación demasiado prolongado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios