La Junta "esperaba" el visto bueno del Banco de España a la fusión

  • Cajagranada defiende que sus "buenos números justifican su autonomía"

La consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, Carmen Martínez Aguayo, afirmó ayer que "esperaba" la valoración positiva del Banco de España a la fusión de Unicaja con Cajasur y Caja Jaén porque "el proyecto que presentan de fusión está muy bien planteado desde el punto de vista económico financiero".

En declaraciones a los periodistas tras un acto oficial, Martínez Aguayo aseguró que confiaba en "que se aprobara con rapidez" porque es "un buen proyecto para Andalucía, un buen proyecto para el sector de cajas y un buen proyecto de reestructuración para el Banco de España".

La consejera manifestó que, con el visto bueno del órgano regulador, "hemos superado una fase importante" pero puntualizó que "queda que se apruebe con los documentos concretos y las asambleas y se pueda firmar oficialmente la aprobación por parte del Gobierno de Andalucía", lo que se hará "a la mayor velocidad posible" aunque "al ritmo que marcan las negociaciones de los presidentes de las cajas".

Respecto a Cajagranada, Martínez Aguayo explicó que "es una caja con el mismo derecho que todas a decidir cuál es su futuro y cómo se ve en el escenario del nuevo orden financiero internacional". La titular de Economía y Hacienda agregó que la entidad tiene "un órgano de gobierno muy bien gestionado que a buen seguro planteará las decisiones correctas para Granada".

El futuro de la caja granadina no pasa por el momento por unirse a Unicajasur, a tenor de las últimas declaraciones de su presidente, Antonio Claret García, que defendió ayer la autonomía de la entidad financiera por sus "buenos números", añadiendo que la liquidez que tiene la caja, por encima de la media del sector, justifica la apuesta de seguir en solitario "el camino". Claret también expuso en una conferencia que la caja tiene un punto menos de morosidad que la media del sector, lo que supone un índice de "fortaleza" y un trabajo "bien hecho".

"Los órganos de gobierno han tomado una decisión clara y la seguirán manteniendo, independientemente de los problemas existentes en el sistema financiero", aseguró Claret García, que subrayó que "la caja se queda en Granada. Eso es algo que no se ha puesto en cuestión en ningún momento y todo lo demás son especulaciones". El presidente de Cajagranada incidió en que ha mantenido la misma postura desde 2001 cuando "algunos" auguraron tras su toma de posesión que sería el presidente que facilitaría la fusión con Unicaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios