La Junta y el sector algodonero ven margen para mejorar la reforma

  • La Junta de Andalucía y la Plataforma en Defensa de Algodón, que agrupa a parte del sector, ven un margen de maniobra, aunque limitado, para mejorar la reforma de las ayudas al cultivo

El consejero de Agricultura andaluz en funciones, Isaías Pérez Saldaña, ha declarado a la prensa que el informe presentado hoy en la Eurocámara incluye ideas que, si fueran aceptadas por los ministros de la UE, permitirían "salvar los muebles, pero no la casa" para los productores algodoneros.

Pérez Saldaña se ha referido al proyecto de dictamen sobre la reforma del algodón, cuyo ponente es el griego Ioannis Gklavakis (Partido Popular Europeo, PPE) y que propone una mayor "subsidiariedad" o autonomía para los países a la hora de repartir las subvenciones al cultivo.

El informe será aprobado por la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo (PE) este mes y en mayo por el pleno, pero es solamente consultivo porque la Eurocámara no tiene poder de decisión en agricultura.

Según Pérez Saldaña, el "problema" está en convencer a los otros 26 países de la UE de las peticiones españolas y para que apoyen las demandas de ese informe, en el caso de que fuera aprobado por el Parlamento.

En esta reforma, la Comisión Europea (CE) plantea cambios ligeros y mantener el actual sistema de reparto de las subvenciones al algodón, rechazado por el sector español, que se concentra en Andalucía.

Actualmente un 65% de las primas se conceden por superficie, independientemente de que el agricultor produzca o no y el 35% restante queda ligado a la producción, en forma de un apoyo para una superficie limitada (en España, 1.039 euros por hectárea para 70.000 hectáreas).

El informe de Gklavakis sugiere que los países productores tengan subsidiariedad en el reparto, lo que según Pérez Saldaña permitiría acceder a las demandas del Gobierno andaluz y que sostiene parte del sector: establecer que un 80% de las primas estén vinculadas a la obligación de cosechar (en lugar del 35%).

La eurodiputada española Mabel Salinas ha subrayado que presentará enmiendas para que quede más clara la autonomía de los países de la UE en la distribución de las subvenciones.

Pérez Saldaña ha dicho que si no es favorable la reforma Andalucía podría volver al Tribunal de Justicia de la UE, que ya anuló el régimen actual, pero ha advertido de que esta opción llevaría demasiado tiempo para el sector, por lo que habría que estudiar otras soluciones.

La presidenta de la Asociación Española de Industrias Desmotadoras (AEDA), Elena Sáenz, ha destacado, tras el debate de hoy y las reuniones de la Plataforma con las instituciones de la UE, que la CE "por primera vez está hablando de un fondo para la reestructuración" de esta sector, pero hace falta dinero adicional.

Para Sáenz, la situación actual es "insostenible" pues las 20 ó 21 factorías que funcionan están trabajando con un 30% de la materia prima necesaria y es complicado reconvertir las fábricas, pues la maquinaria no se puede colocar en otros sectores y además estas industrias están en zonas donde no existen otras alternativas.

El secretario general de la organización agraria COAG, Miguel López, ha lamentado el "desconocimiento de las instituciones de la UE" de la realidad del sector y la posición "impresentable" de la CE, "que no apuesta por el tejido productor".

López ha instado al Gobierno español y a la Junta de Andalucía a que consigan el "margen de maniobra" que queda para que sea más favorable la reforma, que los países de la UE aprobarán en mayo.

En las reuniones, han estado presentes otros miembros de la Plataforma como las cooperativas andaluzas (Faeca) y Comisiones Obreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios