Málaga aspira a una porción del contrato de Arabia Saudí

  • Los Prados fabricó parte de la serie 112, similar al futuro AVE Medina-La Meca · Linares es el otro polo ferroviario andaluz

La adjudicación del contrato del tren de alta velocidad Medina-La Meca fue seguida con optimismo desde la plantilla de la Base de Mantenimiento Integral (BMI) de Renfe en Málaga. Aunque todavía no se sabe dónde se fabricarán los 35 trenes incluidos en el lote, el taller de Los Prados es uno de los grandes candidatos a beneficiarse de una porción del lote, ya que participó en la construcción de la serie 112 de Renfe de la que se derivará el futuro tren de alta velocidad de Arabia Saudí.

Pese a que sus orígenes se remontan a 1860 como taller de mantenimiento, el gran revulsivo de las instalaciones malagueñas fue la firma de dos alianzas estratégicas de Renfe con Talgo y con el consorcio Talgo-Bombardier, que derivaron en una carga de 700.000 horas de trabajo para la construcción de 26 trenes. El acuerdo con Talgo permitió la fabricación de cinco composiciones completas de trenhotel, mientras que en virtud del acuerdo con Talgo-Bombardier se fabricaron 21 trenes de alta velocidad: 14 de la serie 112 y otros siete de la serie 130 de ancho variable. Los trabajos finalizaron en marzo de este mismo año.

La BMI de Málaga está enfrascada actualmente en la fabricación de cuatro trenes Talgo para los ferrocarriles de Bosnia y Herzegovina. La última entrega está prevista para el próximo año. En 2012 también se prevé culminar el encargo de Renfe de fabricar 200 vagones para el transporte de mercancías. Estas tareas, junto al mantenimiento de trenes de cercanías y de alta velocidad, supone hasta el año que viene una carga de trabajo media de 264.000 horas anuales.

Linares se configura como el otro polo de la industria ferroviaria andaluza gracias a la presencia de CAF-Santana y Alstom. La multinacional francesa dispone de un centro de I+D para el desarrollo de sistemas de señalización. Por su parte, la filial de CAF realiza la actividad de ingeniería así como la fabricación y pruebas de trenes y cuenta con una plantilla de 50 personas. La factoría ha ensamblado 16 unidades para el Metro de Sevilla y otras cinco para el tranvía sevillano, así como 21 trenes Civia de Cercanías para Renfe. En el plano internacional, destacan las entregas a Turquía de diez tranvías para Antalya y otros nueve trenes de cercancías para Izmir. Actualmente trabaja en la fabricación del material rodante para los metros de Málaga y Granada y el tranvía de la Bahía de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios